El fútbol español acapara buena parte de los récords | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

El fútbol español acapara buena parte de los récords de las finales de la Copa UEFA/Liga Europa, que este miércoles se jugarán el Ajax y el Manchester United en el Friends Arena de Solna (Suecia).

Los clubes de la liga dominan el historial de la competición ampliamente. El Sevilla es el club que ha disputado más finales del torneo y que más títulos ha logrado con cinco. El cuadro andaluz entregará este año el trono después de coronarse durante tres ediciones seguidas.

José Antonio Reyes, que esta temporada ha militado en el Espanyol, es el jugador con más títulos. También se ha proclamado campeón en cinco ocasiones, dos con el Atlético de Madrid en 2010 y 2012 y las tres últimas con el Sevilla (2014, 2015 y 2016).

En el capítulo de entrenadores, Unai Emery, actualmente en el París Saint Germain, ha logrado tres títulos al frente del equipo sevillista en estas ediciones y con ello iguala con el italiano Giovanni Trapattoni, vencedor con el Inter Milán en 1977 y con el Juventus Turín en 1991 y 1993.

Desde que la final se juega a partido único, el Sevilla es el que ha ganado el partido definitivo con mayor diferencia merced al 4-0 que logró frente al Middlesbrough inglés en 2006.

Los hispalenses son, por otro lado, los únicos que han ganado dos títulos en la tanda de penaltis, ante el Espanyol en 2007 (3-1) y frente al Benfica en 2014 (4-2).

No obstante, la final en la que anotaron más goles fue en la de 2001, cuando el Liverpool superó por 5-4 al Alavés. En el caso contrario, las finales Galatasaray-Arsenal (2000) y Sevilla-Benfica (2014) fueron las únicas en las que no se anotó tanto alguno.

El colombiano Radamel Falcao es el que más goles ha conseguido en las finales, con tres entre la que disputó con el Oporto en 2011 y la que jugó al año siguiente con el Atlético de Madrid. En ambos casos logró el título.

No obstante, en la historia de la Copa de la UEFA, pero en los años que se jugaba la final a doble partido, hubo un jugador, el alemán Jupp Heynckes, que logró un triplete. Fue en la ida de 1975 con el Borussia Mönchengladbach ante el Twente.

En la era de la Liga Europa el jugador más joven en disputar una final fue el guardameta David de Gea, que participó en el triunfo del Atlético de Madrid contra el Fulham con 19 años y 186 días.

En aquel encuentro el uruguayo Diego Forlán, delantero del cuadro rojiblanco, marcó el tanto más postrero a los 116 minutos, al igual que hizo en 2001 el alavesista Delfí Geli, en propia meta, y el Liverpool ganó el título.

Síguenos por @800noticias