El comisionado de Grandes Ligas defiende y garantiza continuidad del Clásico Mundial | 800Noticias
800Noticias
Deportes Beisbol

EFE

El comisionado del béisbol de las Grandes Ligas, Rob Manfred, reiteró de nuevo que tanto su organización como la del sindicato de peloteros están comprometidos a seguir con la organización y desarrollo del torneo del Clásico Mundial, que este año inició con su cuarta edición.

Manfred, que se encuentra en la capital japonesa, donde este martes dieron comienzo las acciones dentro del Grupo B con el partido entre Japón y Cuba, que dejó victoria de 11-6 del equipo anfitrión ante Cuba, detalló que desde el inició el torneo ha sido un éxito económico y de crecimiento progresivo.

En este sentido el máximo responsable de las Grandes Ligas negó de forma categórica los informes periodísticos que han aparecido en Estados Unidos y en los que se señala que la presente edición del 2017 sería la última del torneo.

Manfred detalló que el torneo sigue siendo popular y cada vez más importante, por lo que no tiene ningún sentido no mantener la organización cada cuatro años.

“El Clásico será transmitido en 182 países”, destacó. “Nos dejará ingresos de 100 millones de dólares a lo largo de sus menos de dos semanas lo que significa una gran ayuda de cara a favorecer el desarrollo en todas las federaciones del mundo de nuestro deporte”.

El comisionado de las Grandes Ligas, recordó que los datos no engañan, que están ahí y que la realidad del torneo es que desde el principio siempre fue rentable.

“Desde el primer día, aunque fue un evento rentable desde el inicio, ha crecido realmente en términos de ingresos y popularidad alrededor del mundo”, subrayó Manfred.

Japón ganó el torneo en el 2006 y 2009 con un equipo cargado de astros de las Grandes Ligas, incluyendo Ichiro Suzuki, Yu Darvish y Daisuke Matsuzaka.

Pero esos astros no participaron en la edición del 2013, ganada por la República Dominicana, y este año Japón participa con un equipo que tiene un solo jugador de las mayores, se trata del veterano jardinero de 35 años, Norichika Aoki, que milita con los Astros de Houston.

A pesar de las ausencias de los jugadores profesionales japoneses de las Grandes Ligas, el equipo nipón mostró calidad y consistencia en el primer partido frente a Cuba a la que venció con facilidad.

Tampoco estarán de nuevo las grandes luminarias estadounidenses que hay en las mayores, pero el equipo de las Barras y las Estrellas, bajo la dirección del veterano manejador Jim Leyland, esperan superar la clasificación del cuarto puesto que es lo máximo que han conseguido hasta ahora en sus tres participaciones anteriores.

El torneo se celebra en el momento en que los jugadores de las Grandes Ligas están en los entrenamientos de primavera. Muchos jugadores no participan porque no quieren arriesgarse a sufrir una lesión.

“Todo eso es entendible y vamos a seguir trabajando en ver la manera como superamos obstáculos para que el torneo pueda ser cada vez más competitivo y de mayor repercusión internacional”, valoró Manfred.

A pesar que faltarán muchas estrellas en el equipo estadounidense también tendrá a grandes jugadores como son el receptor Buster Posey (San Francisco), Giancarlo Stanton (Miami), Andrew McCutchen (Pittsburgh) y Nolan Arenado (Colorado) son, entre otros, los nombres más prominentes en el equipo estadounidense que jugará en el Grupo C junto a República Dominicana, que defiende el título de campeones, Colombia, que hace su debut en el torneo, y Canadá.

Juegos Olímpicos sin figuras

El mismo problema de la ausencia de las grandes estrellas de las mayores se dará de nuevo en los próximos Juegos de Tokio 2020 cuando el béisbol vuelve a ser deporte olímpico.

De hecho, las Grandes Ligas no se ha comprometido a ceder a sus mejores peloteros en el 2020 y el propio Manfred admitió que no anticipa un cambio en ese sentido.

“No importa cómo organices el evento, habría un número significativo de jugadores de Grandes Ligas que estarían fuera de sus equipos”, analizó. “Eso alteraría la competencia. No creo que los dueños vayan a apoyar una pausa en la temporada regular”.

Lo anterior no significa, de acuerdo a Manfred, que no se siga valorando y discutiendo el asunto con todos los agentes implicados en hacer que el deporte del béisbol tenga cada día mayor proyección internacional.

“Somos conscientes de las implicaciones que conlleva la participación en las competiciones internacionales y en este sentido se han logrado avances importantes en cuanto a la presencia de las Grandes Ligas, y seguiremos por el mismo camino de tener cada vez mayor exposición mundial”, subrayó Manfred.

Síguenos por @800noticias