Cadáver de un niño permanece 20 horas en su casa por no tener como sepultarlo | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Agencias

El cadáver de un niño de 7 años permaneció 20 horas en el sofá del domicilio de sus padres porque estos no disponían del suficiente dinero para pagar los gastos de la funeraria. Según ha informado Telemadrid, el pequeño falleció en la tarde del miércoles en su casa del municipio madrileño de Fuenlabrada a causa de un cáncer. La familia prefería que pasara allí sus últimas horas y velarle en el domicilio, pero en “condiciones dignas”. Por eso, cuando falleció, llamaron a los servicios funerarios pero estos se marcharon sin el cadáver porque a la familia le faltaban 1.500 euros para costear el servicio.

Eso provocó que las vecinas tuvieran que amortajar al pequeño, cuyo nombre era Raúl. “Ha sido muy duro”, relata la tía. Para solucionar el problema, los padres se pusieron entonces en contacto con el Ayuntamiento de Fuenlabrada, pero no fue hasta el jueves en torno a las 13.00 horas cuando se llevaron el cadáver al tanatorio. Casi 20 horas después.

Fuentes municipales han informado a Efe que la familia decidió trasladar al pequeño desde el Hospital Niño Jesús de Madrid, donde estaba siendo tratado de cáncer, a su vivienda en Fuenlabrada para que muriese allí, pero que ellos no tuvieron constancia de la situación “hasta el miércoles por la noche”, horas después de fallecer el niño.

Síguenos por @800noticias