El ‘Apache’ Tevez está de regreso para devolver la ilusión a Boca | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Buenos Aires, Argentina | AFP | El ‘Apache’ Carlos Tevez regresa con sus 31 años a su Boca Juniors, el club al que amó desde la cuna, como el hijo pródigo que aún brilla en el firmamento del fútbol mundial y que sueña con devolverle la ilusión a la hinchada auriazul.

El ‘jugador del pueblo’ es recibido como la salvación por este Boca al que sólo le quedó el título local como objetivo del año tras ser descalificado de la Copa Libertadores-2015.

El club recibe al ídolo en lo máximo de las posiciones en el torneo local, por delante de San Lorenzo y de su archirrival River Plate.

Hace 11 años, Carlitos, ‘el Apache’ se iba de su amado Boca esperanzado en un pronto regreso: “Me duele mucho irme de este club, ojalá sea corto el tiempo que esté separado”, decía.

“Esperemos que nos saque campeón como a todos los clubes donde fue”, se ilusionan los hinchas xeneizes que hasta hace poco descreían del regreso del astro.

– De ‘Fuerte Apache’ al mundo –

Nacido en 1984, en el barrio Ejército de Los Andes en los suburbios de Buenos Aires, apodado “Fuerte Apache” por su violencia, Tevez nunca se olvidó de su lugar de origen, donde vivió una infancia con ausencias y necesidades.

“Tenía 4 años cuando empezó conmigo. Era pícaro, tenía ganas. Ponía garra, tenía condiciones”, recordó ante la AFP su primer entrenador Roger ‘Didi’ Ruiz, de 72 años, que sigue formando niños en el mismo barrio que vio crecer a Tevez.

Aunque se inició en inferiores en el club All Boys, el ‘Apache’ pasó rápidamente a Boca, donde debutó como jugador profesional el 21 de octubre de 2001 y jugó hasta diciembre de 2004.

Con el Boca del DT Carlos Bianchi fue campeón de la Copa Libertadores (2003), de la Copa Intercontinental (2003), Sudamericana (2004).

Fue cuando dejó las tierras gauchas, a las que siempre extrañó y a las que decidió regresar.

“Extraño el día a día de venir a entrenar con alegría, saber que estoy en mi país, en mi casa, de Boca extraño todo”, había dicho Tevez en Buenos Aires en pleno Mundial de Brasil-2014 del que había sido excluido por el entonces entrenador Alejandro Sabella.

De Boca llegó al Corinthians con el que obtuvo el Brasileirao en 2005, y fue recibido por el propio Lula da Silva, por entonces presidente de Brasil.

Lo esperaba Europa y cruzó el Atlántico para llegar al West Ham United de Inglaterra que, con él, evitó el descenso en 2006. Recaló luego en el Manchester United y de allí al Manchester City.

Como una muestra de su rebeldía eterna, quedó en el recuerdo ese “very dificult” pronunciado en un imposible inglés, pero es el único argentino que ganó tres Premier League con dos equipos diferentes.

Su paso por el Manchester City tuvo su cuota conflictiva, cuando en 2011 desoyó órdenes del DT Roberto Mancini. Fue marginado del club y repudiado por los hinchas pero tras seis meses fuera de las canchas lo volvieron a convocar, pidió disculpas y alzó una copa que consagró su perdón.

Cansado de la tierra británica, en 2013 pasó a la Juventus de Italia por 10 millones de euros. Jugó 96 partidos oficiales y anotó 50 goles. Ganó 4 títulos, 2 Serie A ( 2013/14 y 2014/15), una Copa Italia (2014/15) y una Supercopa de Italia(2013) y llegó a la final de la Liga de Campeones 2015, donde cayó (3-1) ante el Barcelona de Lionel Messi

– El jugador del pueblo –

Viene de integrar la selección en la Copa América Chile-2015, donde el entrenador Gerardo ‘Tata’ Martino apenas le dio rodaje y lo dejó en el banco en la final que Argentina perdió ante el anfitrión en definición por penales, en una decisión que levantó polémica.

Sorprendió la exclusión de este delantero que jugó los Mundiales de Alemania-2006 y Sudáfrica-2010, de la Copa del Mundo de Brasil 2014, cuando era goleador en Italia.

Esa ausencia fue atribuida a supuestas diferencias con el ‘Pulga’ Messi, desmentidas por ambos, pero lo dejó ofuscado y se dedicó ese mes a jugar al golf sin seguir a la selección.

Al ‘Jugador del pueblo’, lo reclamaron desde las tribunas y las redes sociales y Martino supo escuchar el clamor popular, pero luego apenas lo tuvo en cuenta

Síguenos por @800noticias