ESPECIAL| El absurdo crimen de Oscar Rojas, reflejo de una sociedad enferma | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Redacción 800 Noticias

La vida de Oscar Rojas era como la de cualquier otro venezolano en sus veinte. Era responsable y le encantaba la playa. Familiares lo describían como alguien animado, echador de broma y trabajador. Tenía un negocio en el Metro Mercado de Capitolio, en pleno centro de Caracas.

Era de carácter relajado y no se le conocía una novia estable, sus amigos lo describieron como un “Don juan”, ¿Su único pecado?, tratar de salir adelante en un país donde la delincuencia azota a los inocentes.

Hace aproximadamente 19 días se inició lo que sería el fin de la vida de Rojas. El comerciante se disponía a ir a su casa cuando fue sorprendido por sujetos armados que se lo llevaron secuestrado en San Martín. Sus captores conocían sus pasos, sabían lo que hacía y lo que tenía. Durante las horas siguientes al secuestro  se comunicaron con familiares. La cifra que pidieron: 25.000 dólares en efectivo.

Familia y amigos se movilizaron para reunir el dinero. El carro de Rojas fue empeñado, vendieron artículos y amigos se solidarizaron para entregar el dinero. Entre ellos estaba “El Ruso”, perteneciente al colectivo Alexis Vive, uno de los pocos colectivos que se conoce por ayudar a las comunidades y no andar en actividades ilícitas.

En los siguientes días acordaron entregar menos de la cantidad que solicitaban y los secuestradores aceptaron con tal de que la policía no estuviese involucrada. El sitio acordado para la entrega fue en El Guarataro, municipio Libertador, a las 3:00 am.

El pago se realizó sin inconvenientes. Se entregó el dinero y los captores se retiraron prometiendo liberarlo. Pasaron las horas y los días, pero aún no había señales de Rojas. No se supo nada hasta el 14 de marzo a las 3:00 pm.

Hallazgo del cuerpo

La tarde de ese pasado martes en la carretera vieja Caracas-La Guaira fue hallado el cuerpo de Rojas con una herida de bala en la cabeza, maniatado, con signos de tortura y con un mensaje en la espalda que decía: “Mamá perdí la vida por culpa de Robert Longa, Dientón o El Ruso del colectivo Alexis Vive porque se quedó con el dinero de mi rescate, te amo, bendición”.

COLECTIVO BRUJAS

Al conocerse la noticia, familiares de Rojas comenzaron a indagar si se trataba de él. Fuentes extraoficiales decían que no era el mismo hombre al ser comparado con las fotos en las redes sociales, porque el cuerpo tenía más vello facial y no se parecía. Se verificó la identidad cuando el cuerpo fue identificado en la Sede Nacional de Medicatura y Ciencias Forense (Morgue de Bello Monte).

Personas allegadas a Rojas hablaron de lo trabajador y lo estudioso que era. Estaba estudiando Contaduría. Hablaron de los sacrificios que hicieron todos para pagar el rescate y liberar a su ser querido, hacer tanto para que al final lo asesinaran.

El crimen no lo vinculan a un ajuste de cuentas, ni a una venganza. Rojas no tenía enemigos y evitaba los problemas. Tampoco de ser amigo de algún miembro de un colectivo. Amigos de él creen que el joven reconoció a alguien o simplemente lo asesinaron por el placer de matar. ¿Mensaje a los colectivos? ¿Desviar las investigaciones?

El mensaje hallado en el cuerpo con el escrito que no habían pagado el rescate, indica que los secuestradores buscaban desviar la atención y confundir en las investigaciones. Se presume que querían inculpar a uno de los miembros del colectivo nombrados en la nota o llevar la atención de las pesquisas hacia ellos.

El dinero fue recibido por los antisociales y ningún miembro del colectivo participó en el rescate, ni se quedó con el dinero. Tampoco hizo algo que motivara a que lo asesinaran.

Lo cierto de este crimen es que se pierde a un hijo, hermano y amigo en manos de sujetos que no tienen respeto por la vida y que buscan crear miedo en la sociedad. Familiares de Rojas dijeron que después de esto buscarán irse del país. Aseguran que aquí no queda más nada qué hacer.

El Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) investigan el caso para dar con el paradero de los responsables del hecho.

Síguenos por @800noticias