Ejército chileno afirma que realiza escuchas a militares desde enero de 2018 | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El director de Inteligencia del Ejército chileno, el general Guillermo Paiva, dijo este martes a la prensa que desde que asumió el cargo en enero de 2018 se han realizado escuchas telefónicas a militares en activo y retirados, pero siempre de acuerdo a lo que establece la ley.

Paiva participó este martes junto al ministro de Defensa de Chile, Alberto Espina, en la Comisión de Control del Sistema de Inteligencia del Estado de la Cámara de Diputados para explicar un supuesto caso de escuchas telefónicas llevadas a cabo por la Inteligencia del Ejército en 2017 a cuatro militares que denunciaron presuntas irregularidades en el seno de ese estamento.

El actual director de Inteligencia dijo no tener los antecedentes de esos hechos por estar enmarcados en un tiempo anterior a la asunción de su cargo, pero afirmó que desde que tomó posesión en enero de 2018 se han realizado escuchas telefónicas a funcionarios del Ejército, en activo o en retiro, “de acuerdo a lo que establece y autoriza la ley”.

“Las investigaciones que se han hecho han sido autorizadas legalmente por un ministro de la Corte de Apelaciones y con el amparo de la seguridad nacional, la inteligencia y la contrainteligencia”, afirmó Paiva.

El director de Inteligencia dijo no tener tampoco antecedentes de que se haya vigilado al periodista Mauricio Weibel, autor en 2016 del libro “Traición a la patria”, en el que se da cuenta de presuntas malversaciones de fondos en el Ejército con dinero proveniente de la Ley Reservada del Cobre, por el que Paiva también fue interrogado por los periodistas.

Algunos medios locales informaron este domingo que el capitán Rafael Harvey Valdés, el exteniente Carlos Farías Ramírez, el exsargento Juan Pablo Díaz Pino y el cabo primero Sergio Andrés Tudesca Órdenes fueron objeto de escuchas telefónicas en 2017 por la Dirección de Inteligencia del Ejército (Dine).

Los cuatro funcionarios militares, dos en retiro, habrían sido denunciantes de supuestos hechos irregulares en el seno del Ejército.

En aquel momento, el comandante en jefe del Ejército era Humberto Oviedo (2014-2018), procesado por malversación de fondos públicos por unos 6,75 millones de dólares provenientes de gastos reservados.

En su intervención este martes ante los diputados, el ministro Espina reiteró lo que dijo a la prensa la jornada anterior, que el comandante en jefe del Ejército, el general Ricardo Marcelo Martínez, le aseguró que escuchas llevadas a cabo fueron todas ellas autorizadas por la Justicia civil.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias