EEUU bloquea acuerdo de MLB para contratar jugadores cubanos | 800Noticias
800Noticias
Deportes

800noticias

La administración Trump desechó el lunes un acuerdo histórico entre las Grandes Ligas de Béisbol y la Federación Cubana de Béisbol que habría permitido a los jugadores cubanos firmar con equipos de Estados Unidos sin necesidad de desertar.

El acuerdo existente no podrá seguir adelante porque se basó en una decisión errónea de la anterior administración de Obama de que la Federación Cubana de Béisbol no era parte del gobierno comunista de Cuba, dijo un alto funcionario de Estados Unidos.

La medida esencialmente anula un acuerdo alcanzado entre la MLB y la federación cubana alcanzado en diciembre, luego de tres años de negociaciones en virtud de las cuales los jugadores cubanos habrían tenido un camino seguro y legal para jugar profesionalmente en Estados Unidos. En el pasado, algunas estrellas cubanas han emprendido escapes arriesgados, incluido el ser contrabandeado fuera de la isla en lanchas rápidas.

La decisión de Estados Unidos fue el más reciente paso del presidente Donald Trump para revertir el acercamiento con La Habana, la antigua enemiga de la Guerra Fría de Estados Unidos, encabezada por su antecesor, Barack Obama. Trump ha aumentado especialmente la presión sobre Cuba recientemente por su apoyo a Nicolás Maduro.

«El acuerdo con #MLB busca detener el tráfico de seres humanos, fomentar la cooperación y elevar el nivel del béisbol», dijo la Federación Cubana de Béisbol en Twitter.

 El alto funcionario de la administración de Trump sugirió que el acuerdo habría sometido a los jugadores a la «trata de personas» por parte del gobierno cubano, haciéndolos «peones de la dictadura de Cuba».

Carlos Tabares, miembro de la escuadra ganadora de la medalla de oro olímpica de Cuba que hasta el año pasado jugó para un equipo de La Habana, dijo que el gobierno de Trump estaba tratando de «destruirnos, incluso a través del béisbol». El acuerdo de MLB, dijo, habría permitido a los jugadores cubanos «ingresar legalmente en lugar de caer en manos de los traficantes y tener que arriesgar sus vidas».

El funcionario de Estados Unidos, hablando bajo condición de anonimato, dijo que la administración estaría dispuesta a trabajar con la MLB para buscar un acuerdo consistente con la ley de Estados Unidos.»

No estamos seguros de los próximos pasos», dijo una fuente de la MLB.

El anuncio se produjo pocos días después de que la federación cubana publicara su primera lista de 34 jugadores autorizados para firmar contratos directamente con los equipos de las grandes ligas.

‘UN PAGO AL GOBIERNO CUBANO’

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos revirtió el lunes la decisión de la era de Obama de que la liga de Cuba no era parte del gobierno cubano, que había sentado las bases para el acuerdo de béisbol.

El gobierno de Trump considera que la Federación Cubana de Béisbol es parte del Instituto Nacional de Deportes de la isla, que, según el funcionario de Estados Unidos, es una entidad gubernamental que, según la ley estadounidense, hace que tales negocios sean ilegales.

«Un pago a la Federación Cubana de Béisbol es un pago al gobierno cubano», dijo el Tesoro en una carta a la MLB.

El domingo (7 de abril) el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton criticó el acuerdo en su cuenta de Twitter, vinculándolo con el apoyo de Cuba al disputado gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

«Cuba quiere usar a los jugadores de béisbol como peones económicos, vendiendo sus derechos a las Grandes Ligas de Béisbol. El pasatiempo nacional de Estados Unidos no debe facilitar el apoyo del régimen cubano a Maduro en Venezuela», escribió Bolton.

Cuba mantiene, sin embargo, que su federación de béisbol no es parte del estado. Dice que la federación está bajo el Comité Olímpico Cubano, que a su vez informa al Comité Olímpico Internacional, no al gobierno cubano.

Los equipos de la MLB habrían pagado a la federación una tarifa de lanzamiento por cada jugador cubano firmado, proporcionando una ganancia inesperada para el béisbol cubano, que ha sufrido por la disminución de los presupuestos y la deserción de sus mejores jugadores.

En el pasado, muchos jugadores cubanos que buscan riquezas en las grandes ligas han hecho viajes peligrosos a través de traficantes de personas para desertar. Otros abandonaron la selección nacional cubana mientras jugaban en el extranjero.

Los jugadores cubanos de la MLB que habían desertado incluyen a Yasiel Puig de los Rojos de Cincinnati, Yoenis Céspedes de los Mets de Nueva York y José Dariel Abreu de los Medias Blancas de Chicago, todos los cuales firmaron contratos multianuales por varios millones de dólares.

Puig salió de Cuba en una lancha rápida a la edad de 21 años y pronto se vio enredado con la notoria organización criminal de los Zetas de México, que amenazó con cortarle el brazo si no recibía la tarifa prometida de $ 250.000 por su pasaje.

Cuando Puig finalmente llegó a las costas de Estados Unidos en 2012, fue recompensado con un contrato de siete años y $ 42 millones con los Dodgers de Los Angeles.

Según el acuerdo acordado por la MLB y la federación cubana en diciembre, los equipos de la MLB iban a pagar a la federación una tarifa que oscila entre el 15 y el 25 por ciento del valor de los contratos de jugadores.

Ese dinero, que no se debía deducir del salario del jugador sino que se pagaría por encima de él, se habría utilizado para ayudar a Cuba a desarrollar aún más su programa de béisbol.

Jugadores cubanos mayores de 25 años y con seis años de servicio en la liga cubana hubieran sido libres de firmar con equipos de la MLB. Los jugadores más jóvenes hubieran necesitado el permiso del béisbol cubano para irse. La FCB calificó la afirmación como un ataque político y una noticia falsa.

La MLB no se ha pronunciado aún.

 Reseña de Voa Noticias
Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias