Dueña de bar de matanza de Orlando denuncia presencia de intruso en el local | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El bar gay Pulse, donde el pasado 12 de junio fueron asesinadas 49 personas, fue hoy objeto de la presencia de un intruso poco después de ser devuelto a su dueña por las autoridades, informó la Policía de Orlando (Florida, EE.UU.).

La propietaria del local, Barbara Poma, y unos 15 empleados del club notaron esta mañana que una puerta del patio había sido forzada por razones hasta ahora desconocidas.

Durante el incidente, que al parecer no está vinculado con algún robo, el local carecía de un sistema activado de seguridad, según el reporte de la Policía.

Para el alcalde de la ciudad, Buddy Dyer, “es inquietante que alguien tratase de llevar más dolor a las víctimas”. Sin embargo, el funcionario no informó de refuerzos policiales en las inmediaciones de la discoteca.

Desde que se registró la matanza, el bar es objeto de peregrinación y a todas horas acuden personas a expresar su tributo a las víctimas mortales, que en su mayoría eran hispanas.

Poco después de ocurrida la tragedia, las autoridades locales crearon la fundación OneOrlando para asistir a las familias y afectados por la matanza.

Según informaron hoy sus administradores, hasta la fecha se han recolectado más de 20 millones de dólares, los cuales se empezarán a entregar a partir del 27 de septiembre a todos aquellos que se registren como beneficiarios.

Las autoridades locales habían devuelto este miércoles la custodia del bar a su dueña, tras 31 días de trabajo en la escena del crimen, el cual aún es objeto de una investigación federal.

Pulse fue escenario de la peor matanza con arma de fuego en Estados Unidos cuando Omar Mateen, un estadounidense de 29 años de origen afgano, dio muerte a 49 personas.

Las autoridades mantienen una investigación para descubrir las motivaciones que llevaron a Mateen, que trabajaba como guardia de seguridad, a cometer la matanza en el local, en donde ingresó armado con un fusil de asalto y una pistola automática, y fue abatido luego en un enfrentamiento con la Policía.

A más de un mes de la masacre dos heridos permanecen hospitalizados, uno de ellos en estado crítico. EFE

Síguenos por @800noticias