Dos debutantes y un niño prodigio animan la Semana de la Moda de Sao Paulo | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

EFE

El estilista Victor Hugo Mattos y la marca MiPinta, integrantes del Proyecto Estufa, abrieron este jueves la quinta jornada de la 46 Semana de la Moda de Sao Paulo, que también contó con una presentación sorpresa de un modista prodigio, Rafael Bueno, de tan solo 16 años.

Los asistentes reaccionaron con asombro cuando Luciano Huck, un conocido presentador local, salió al escenario para anunciar que uno de sus apadrinados estrenaría la primera colección de su vida en las pasarelas de la también conocida como Sao Paulo Fashion Week.

“Fragmentos” es una colección compuesta exclusivamente de vestidos, en la que abundan los recortes rectilíneos y moldes amplios, cuyas formas sugieren una silueta de los años 1960.

La paleta de colores se limitó al blanco, negro y rojo, pero las tonalidades fuertes y las hombreras destacadas proporcionaron un aire despojado y, al mismo tiempo, sofisticado a los diseños de Bueno.

Enseguida fue el diseñador Victor Hugo Mattos quien entregó un desfile en el que no ahorró brillos, lazos, cintas y adornos.

Las modelos lucían exhuberantes aderezos que recordaban coronas, velos y tiaras que completaban los conjuntos en colores vibrantes e igualmente llenos de brillo.

Una de las confecciones más peculiares estaba formada por unas cintas de color azul claro que se entrelazaban en el cuerpo de la modelo por encima de un vestuario en su totalidad negro, formando una especie de estilo dentro del propio estilo.

La marca MiPinta completó la primera secuencia de desfiles de esta quinta jornada de la Semana de la Moda de Sao Paulo y cerró la participación de los integrantes del Proyecto Estufa en las pasarelas con una presentación en la que destacaron los colores cálidos y las piezas anchas.

El estilista apostó por composiciones en las que jugaba con matices de amarillo, azul, naranja, blanco y negro para dibujar rayas a lo largo de las piezas que daban una impresión de uniformidad y un aire futurista.

Algunas de las confecciones, al lado de las gafas de piloto y chaquetas en cuero que lucían los modelos, parecían haber salido de una pista de automovilismo.

Igualmente agitó la Sao Paulo Fashion Week el desfile de la veterana Two Denim, de los estilistas Flávia Rotondo y Alexandre Manetti, que entregó un explosivo espectáculo cuyo objetivo era volver a conectar la marca “con su ADN urbano”.

La colección “Devotion to Denim”, elaborada 70 % en jeans, trajo a las pasarelas vestidos, bolsos, abrigos, pantalones y monos confeccionados en ese material.

Los voluminosos peinados de las modelos y sus fastuosas pinturas faciales contribuyeron para que la propuesta de la marca mostrara como el “jeanswear” tradicional se moldea al contemporáneo y es “capaz de ser actual”.

Entre los diseños presentados destacaron tres confecciones adornadas con una abundancia de brillantes y dos conjuntos de dos piezas, uno dorado y otro plateado, que relucían a distancia.

Para completar el espectáculo, las modelos usaban lentes de contacto de diferentes colores, que pusieron el broche de oro en un desfile en el que no faltó luminosidad y exuberancia.

Síguenos por @800noticias