Director del FBI acude al Congreso norteamericano para aclarar las presuntas escuchas | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Agencias

El director del FBI, James Comey, tiene una cita este lunes con el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. El máximo responsable de la agencia responderá a partir de las 10 de la mañana -hora local- a las preguntas de los congresistas sobre las injerencias del gobierno ruso en las elecciones presidenciales de noviembre de 2016.

Los legisladores demócratas y republicanos aprovecharán la ocasión de estar frente a Comey para intentar aclarar -de una vez por todas- que hay detrás de las acusaciones que hizo el presidente de Estados Unidos el pasado 4 de marzo. Donald Trump denunció vía Twitter que el ex presidente Barack Obama había ‘pinchado’ sus teléfonos durante las elecciones presidenciales, sin prueba alguna que lo corroborara.

Tras varias semanas a vueltas con el supuesto pinchazo en la Torre Trump-del que el Congreso no ha encontrado evidencias-, los congresistas confían en que el director del FBI zanje la polémica. “Espero que ponga fin a esta búsqueda inútil porque lo que dijo el presidente es evidentemente falso”, señaló el legislador demócrata Adam Schiff en la cadena NBC.

También criticó la ‘bola de nieve’ que ha provocado el presidente con esas declaraciones respecto a aliados como Reino Unido (ha acusado al servicio secreto de estar detrás de las escuchas) y Alemania. Trump, subrayó Schiff, necesita “poner un fin a esto” por el daño que está generando a EEUU. Desde las filas republicanas, el congresista por Texas William Hurd, apuntó en la cadena ABC que el presidente debería pedir disculpas por sus declaraciones. “Nunca duele decir que lo sientes”.

Durante la sesión pública del Comité de Inteligencia de este lunes está previsto que intervenga también el director de la Agencia de Seguridad Nacional, Mike Rogers. Tanto Comey como él, serán interrogados sobre la supuesta injerencia de Rusia en el proceso electoral estadounidense. El FBI o otras agencias de inteligencia estadounidense llevan meses investigando cómo Moscú -supuestamente con el beneplácito del Kremlin- intentó influir en las elecciones. Entre otras razones, por el ‘hackeo’ de los ordenadores de los miembros del Comité Demócrata Nacional y otras instituciones políticas de EEUU.

Síguenos por @800noticias