Diputados argentinos aprueban ley para pagar a holdouts y salir del default | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP

El gobierno de Mauricio Macri logró este miércoles su primer triunfo legislativo tras la aprobación por amplia mayoría en la Cámara de Diputados de la ley que abre la puerta para sellar el acuerdo con acreedores de deuda en default.

Con el apoyo de opositores moderados, el acuerdo del gobierno de Macri obtuvo 165 votos a favor, 86 en contra y ninguna abstención en una sesión de casi 20 horas de tensos debates. Ahora el proyecto de ley pasa al Senado, donde es mayoría la oposición kirchnerista que se opuso a la ley en esta instancia.

Los diputados de Argentina cumplían en la madrugada de este miércoles más de 17 horas de debate para votar un millonario pago de una deuda con ‘fondos buitres’i.

El debate debe pasar al Senado luego que se apruebe en diputados, como se prevé tras el apoyo de legisladores peronistas disidentes del kirchnerismo.

El proyecto de ley que impulsa el gobierno de centroderecha de Macri consiste en la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano -a pedido de la justicia en Nueva York- y la autorización para emitir deuda por 12.000 millones de dólares, la mayor emisión de un país en desarrollo desde 1996, para pagar en efectivo a los holdouts que demandaron a Argentina en Estados Unidos.

Jornada parlamentaria

Mientras sesionaba la cámara en Buenos Aires, el juez Thomas Griesa, emitió el martes una orden que da luz verde al mecanismo de pago de Argentina a los fondos especulativos para saldar el litigio por una deuda en ‘default’ y evitar posibles embargos de otros acreedores.

“Estoy seguro de que el 14 de abril vamos a pagar y salir del ‘default'” (con un sector de acreedores), anticipó Macri, tras advertir a los congresistas que de no haber acuerdo, Argentina caerá “en la hiperinflación o el ajuste”.

El 14 de abril es la fecha límite que fijó Griesa para pagar 4.653 millones de dólares según el preacuerdo que Argentina suscribió con los fondos NML Capital y Aurelius, entre otros, a los cuales el mercado denomina ‘buitres’ por comprar bonos a precio vil de países en quiebra como Argentina en 2001.

Los cruces pasionales han marcado el tono de un debate donde el bloque kirchnerista del partido Frente para la Victoria y grupos de izquierda anunciaron que votarán en contra.

“Estamos frente a un papelón internacional porque nuestro país propuso los nueve principios frente a los buitres y seríamos el primero en omitirlos”, dijo la diputada kircherista Juliana Di Tullio.

El diputado del PRO, partido de Macri, Luciano Laspina, pidió al abrir el debate a las 12H20 del martes que el Congreso “tiene en sus manos una decisión trascendente para los argentinos que puede poner fin a una saga que llevó a una situación insólita al país”.

Uno de los cambios más relevantes al texto fue fijar un tope al endeudamiento de 12.000 millones dólares -la propuesta original era de 15.000 millones- y sólo se cancelarán las deudas cuando haya sentencia firme y que los tenedores de estos bonos no puedan presentar nuevos litigios contra Argentina.

Macri asegura que con el acuerdo pondrá en marcha el mayor plan de obras de la historia, al volver a tomar deuda en el mercado mundial.

La ley Cerrojo que se espera derogar impide ofrecer cualquier mejora a un acreedor sin otorgársela de inmediato a todos los demás.

Síguenos por @800noticias