Dilma Rousseff enfrentará semana crucial para el juicio final | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Con información de El Telegrafo

Esta semana es crucial para la presidenta suspendida  de Brasil, que afronta días críticos. Dilma Rousseff podrá ser destituida por el Senado, pero su esperado discurso en el juicio político, el lunes 29 de agosto, será el puntapié inicial para combatir, desde el llano, al gobierno que asumirá su vicepresidente, Michel Temer, quien la traicionó y llevó a su gabinete a la antigua oposición de derechas con una agenda neoliberal.

El juicio político comenzará el 25 y el lunes 29 será el día en que  Rousseff declare y sea sometida a un interrogatorio en calidad de acusada, debido a que el Senado funciona como tribuna, reseña El Telegrafo.

El país está en vilo porque una vez que se terminen los Juegos Olímpicos Río 2016 volverá la definición sobre la continuidad de Temer o de Rousseff, con las campañas municipales del 2 de octubre de fondo. Temer, a quien no conoce 1 de cada 3 brasileños, tiene escasa popularidad. Temer, silbado y repudiado en los estadios olímpicos, en protestas prácticamente calladas por las cadenas de televisión, no cerrará los juegos por temor a nuevos abucheos. Irá el presidente de Diputados, Rodrigo Maia, su nuevo aliado, del conservador Demócratas.

Cronograma

Jueves 25: Apertura de sesión extraordinaria para juzgar a la presidenta Dilma Rousseff por supuesto crimen de responsabilidad fiscal. Los trabajos comienzan a las 09:00 (12h00 GMT) y serán interrumpidos cada 4 horas por intervalos de 60 minutos.   Resueltas cuestiones de procedimiento, inicia la interrogación de los testigos por parte del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski: dos convocados por la acusación y 4 por la defensa.

Viernes 26: Continúa la interrogación de los testigos. Se espera que esta etapa concluya la noche del viernes, pero puede extenderse durante el fin de semana.

Lunes 29: Apertura de la sesión a las 9:00 (12h00 GMT) con la comparecencia de Rousseff. En calidad de acusada, la presidenta suspendida tendrá 30 minutos para usar la palabra y luego será interrogada por Lewandowski, los senadores y los abogados de acusación y defensa.

Luego inicia el debate entre los senadores, en el que cada uno dispone de hasta 10 minutos para expresarse sobre la denuncia. Se estima que esta etapa puede durar alrededor de 20 horas.

Después, los abogados de la acusación y la defensa dispondrán de una hora y media cada uno para dirigirse al plenario, antes de la votación.

Votación final: Mediante voto electrónico, los 81 senadores decidirán si Rousseff es culpable o inocente de haber violado la Constitución. Si una mayoría especial de dos tercios (54 senadores) vota a favor de condenarla, Rousseff pierde la presidencia y queda inhabilitada por 8 años para ejercer cualquier cargo público. Si los votos a favor de destituirla no alcanzan esa marca, el proceso es archivado y Rousseff, absuelta, vuelve a su cargo como presidenta de Brasil.

 

Síguenos por @800noticias