Detienen en Tailandia a dos periodistas por viajar con chaleco antibalas a Irak | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Dos periodistas extranjeros fueron detenidos anoche en Bangkok cuando, al facturar su equipaje para viajar a Irak, las autoridades detectaron entre sus pertenencias chalecos antibalas y mascarás antigás, consideradas armas ilícitas por las leyes del país, informó este martes la Policía.

El británico Anthony Cheng y el alemán Florian Witulski se disponían a viajar a Mosul, donde iban a cubrir los combates contra el Estado Islámico, cuando fueron prendidos por las autoridades en el aeropuerto internacional de Suvarnabhumi.

Tras pasar la noche en una prisión provisional en las instalaciones aeroportuarias, las autoridades liberaron esta mañana sin cargos a Witulski, pero mantienen bajo custodia a Cheng al considerarlo propietario del equipamiento.

“El británico será imputado con posesión ilegal de armamento de guerra sin (tener) los permisos oportunos”, declaró a Efe el oficial de policía Somchart Maneerat.

El reportero, quien puede solicitar la libertad bajo fianza, podría afrontar una condena de hasta cinco años de cárcel bajo una ley de 1987 que prohíbe la posesión de equipamiento militar sin licencia.

En agosto de 2015, un fotógrafo de Hong Kong fue arrestado en el aeropuerto por el mismo motivo al intentar regresar a su país tras cubrir un atentado bomba en el centro de la capital tailandesa.

Tras meses de litigio, las autoridades tailandesas decidieron retirar los cargos y permitir al reportero gráfico regresar a Hong Kong.

Asociaciones de periodistas han reclamado a las autoridades tailandesas revisar esta ley para permitir que los informadores puedan comprar, importar y utilizar material de protección adecuado.

Varios reporteros perdieron la vida y otros resultaron heridos por el impacto de bala mientras cubrían en 2010 las manifestaciones antigubernamentales en Bangkok.

El uso de chalecos y cascos anti-balas por parte de periodistas fue habitual durante las protestas antigubernamentales previas al golpe de Estado de 2014, en las que murieron al menos 28 personas, sin que las autoridades tomaran ninguna acción en contra. EFE

Síguenos por @800noticias