Detenidos 37 supuestos extremistas tras más de 3.000 arrestos en Bangladesh | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Las autoridades de Bangladesh detuvieron a 37 supuestos extremistas en una macro-operacion en la que han arrestado además a otras 3.155 personas por delitos de diferente índole, informó hoy a Efe una fuente oficial.

El subinspector general de la Policía Shahidur Rahman indicó que desde el viernes han detenido a 1.861 personas que fueron identificadas y tenían pendiente orden de captura, a 917 por la supuesta comisión de delitos comunes, a 19 por tenencia de armas y a otras 358 por cargos relacionados con drogas.

“La operación continúa en marcha y va bien”, indicó el portavoz policial, al precisar que los cuerpos de seguridad “están preparados en todo el país”.

Las autoridades bangladeshíes lanzaron ayer la primera fase de una operación contra grupos islamistas implicados en la ola de ataques selectivos contra minorías que en tres años ha causado más de 40 víctimas mortales y han puesto en jaque al país.

El inspector general adjunto de la Policía, Munir Uz Zaman, indicó el viernes a Efe que las autoridades buscan una red de “unos 200 extremistas que actúa en pequeñas células en distintas partes del país”.

La operación, que estaba prevista desde hacía días, comenzó justo en la jornada en que se produjo el último de los asesinatos de corte yihadista contra un miembro de una minoría religiosa en el país.

Un religioso sexagenario hindú, Nityarajan Pandey, responsable de un centro de meditación (ashram) en el distrito occidental de Pabna, fue asesinado a machetazos cuando iba de camino a un hospital psiquiátrico en el que trabajaba en la zona.

Pandey se convirtió en la duodécima víctima mortal en Bangladesh por este tipo de ataques desde el 7 de abril, cuatro de ellas desde el pasado domingo, incluida la esposa de un alto mando policial que lideraba la lucha antiterrorista.

Esta última muerte, suscitó una inusualmente enérgica condena del Gobierno de Bangladesh y desencadenó varias redadas policiales que se saldaron con la muerte de cinco supuestos miembros del grupo extremista Jamaatul Mujahideen Bangladesh (JMB) en varios enfrentamientos armados.

De acuerdo con fuentes policiales, 42 personas han fallecido en la ola de ataques selectivos desde que en 2013 comenzaron teniendo entonces como objetivo principal al colectivo de los llamados “blogueros ateos” críticos con el fundamentalismo islámico, y que en 2015 se intensificaron, abriéndose el abanico de víctimas.

Entre las víctimas mortales de estos últimos tres años figuran pensadores y blogueros laicos, activistas homosexuales, ciudadanos extranjeros y feligreses de todo tipo de minorías no islámicas así como de sectas islámicas que no se adscriben al ala suní más ortodoxa.

El 90 % de los 160 millones de habitantes de Bangladesh son musulmanes, aunque en el país, tradicionalmente moderado en materia religiosa, existe también una significativa minoría hindú y comunidades menos numerosas de cristianos y budistas.

Síguenos por @800noticias