Desolación en búsqueda de víctimas de deslave en Colombia que dejó más de 60 muertos | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Salgar, Colombia | AFP . La desolación y la angustia embargaban este martes a los vecinos del municipio de Salgar, noroeste de Colombia, donde continuaba la búsqueda de víctimas del deslave ocurrido la madrugada del lunes tras un torrencial aguacero, una catástrofe que ya se cobró más de 60 muertos.

En el arrasado poblado La Margarita, el más afectado de municipio de topografía montañosa a unos 100 km al suroeste de Medellín, el sol asomaba este martes luego de una noche de lluvias continuas que obligaron a suspender los operativos de rescate.

Tras pasar la noche en refugios, lugareños llegaban en búsqueda de familiares desparecidos, otros limpiaban sus casas llenas de lodo mientras volquetas removían los restos de escombros del lugar, aún sin electricidad ni agua potable tras el fatal deslizamiento de tierra, constató un fotógrafo de la AFP.

“Muy horrible, uno no tiene palabras, uno como que cree que es un sueño, como que aterriza porque ya ve la magnitud del desastre”, dijo a la AFP Nora Quinceno, sobreviviente del derrubio que sorprendió a todos durmiendo.

Al menos 62 personas murieron y 40 resultaron heridas por el desborde de La Liboriana, la quebrada que atraviesa La Margarita, según el último reporte de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), a cargo de las tareas de rescate y auxilio a los damnificados.

“Yo tenía una hija allí viviendo y una nieta que se las llevó (el alud). Estamos incómodos, no tenemos para dónde irnos”, dijo a la AFP Omar Londoño, otro de los sobrevivientes.

“No los vamos a olvidar”, les dijo este martes el presidente Santos a los salgareños desde el programa de televisión Agenda Colombia, al garantizar el apoyo del gobierno a una situación que consideró “dantesca”.

Más de 377 miembros del sistema de emergencias nacional trabajaban en la zona, en acciones concentradas en la evaluación de daños y el análisis de necesidades, la disposición de albergues temporales, la provisión de agua potable, así como en la asistencia en salud y atención psicosocial.

Pocas esperanzas

Los equipos de rescate, formados por miembros de bomberos, defensa civil, policía y perros especializados, se reunieron desde primera hora en la iglesia de Salgar para coordinar una nueva jornada de socorro que se prevé con complicaciones.

“Toda la noche cayó agua, la corriente del río volvió a crecer y eso nos va a dificultar mucho la recuperación de víctimas”, dijo a la AFP Alfredo Vergara, comandante de bomberos de Salgar.

Las esperanzas de encontrar personas con vida son cada vez más escasas. “Desaparecidos vivos, es difícil, porque el caudal del río fue muy fuerte. Creo que si encontramos serán cadáveres”, afirmó Vergara.

El río es vigilado desde la parte alta, para supervisar que no haya represas naturales que puedan provocar nuevas avalanchas, y en su parte baja, donde se buscan víctimas en el cauce.

Los damnificados fueron alojados en tres albergues temporales, así como en fincas cafeteras, principal actividad económica de la zona.

“No es fácil la situación, se han perdido familias completas”, dijo a AFP César Ureña, director de la Cruz Roja colombiana.

Santos, quien visitó Salgar el lunes, anunció el pago de una indemnización de 16 millones de pesos (unos 7.000 dólares) a cada familia damnificada, que mientras no reciba su vivienda reconstruida podrá contar con un subsidio de arriendo.

Los deslaves y aludes por fuertes lluvias son usuales en Colombia, un país tropical atravesado por tres cordilleras.

Medios locales indicaron este martes que el Plan de Desarrollo Municipal de Salgar, firmado por la alcaldesa Olga Osorio para el periodo 2012-2015, advertía el riesgo de deslizamiento de tierra en esa zona.

Síguenos por @800noticias