Desfigurada por el ácido, la afgana Mumtaz vive presa del miedo | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Kunduz, Afganistán | AFP A sus 20 años, la afgana Mumtaz vive aterrada desde que un pretendiente rechazado le tiró ácido a la cara en 2011. 

Refugiada en una casa protegida de la provincia de Kunduz (norte), ajusta su chal para esconder como puede las terribles cicatrices de su rostro.

Y habla de los horrores de la noche en que ese pretendiente, un miliciano antitalibán conocido por su brutalidad, irrumpió en su casa con seis cómplices.

“Me agarró por el pelo y me tiró ácido a la cara con tanta rabia... Era como si me gritara: ‘ahora intenta encontrarte un marido'”, cuenta Mumtaz que, como muchos afganos, sólo tiene un nombre.

Gritó, forcejeó, pero no pudo evitarlo. El veneno se esparció por su rostro, consumiendo su piel y sus esperanzas.

Durante cuatro años, se sometió a varias operaciones y dolorosos trasplantes de piel. Hoy vive escondida en la inestable Kunduz, donde los rebeldes talibanes lanzaron una de sus mayores ofensivas en los últimos tiempos.

La joven asegura que recibió amenazas de sus agresores, algunos de los cuales siguen prófugos de la justicia. 

Síguenos por @800noticias