Demócratas vuelven a debate con la expectativa del nuevo choque entre Clinton y Sanders | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP.- Los tres aspirantes del partido Demócrata a las elecciones presidenciales de este año en Estados Unidos vuelven este domingo al escenario de debates, en medio de una expectativa generalizada de un choque frontal entre Hillary Clinton y Bernie Sanders.

El tercero en disputa, Martin O’Malley, aparece muy lejos de Clinton y Sanders en los sondeos, y por eso mismo tiene muy poco para perder y tiene todo en sus manos para elevar la temperatura del debate, a apenas dos semanas del inicio de las primarias, en Iowa.

Los dirigentes del partido Demócrata esperan que no se repita el escenario de 2008, cuando Clinton encabezó todos los sondeos hasta llegar a la primaria de Iowa, donde perdió frente al entonces poco conocido senador Barack Obama, quien de ahí arrancó y no paró hasta ocupar la Casa Blanca.

Clinton llega, una vez más, como favorita. Pero los escándalos por su decisión de usar un servidor privado de correo electrónico somo Secretaria de Estado a durado más de lo que se esperaba, y la ventaja con Sanders ha disminuido dramáticamente.

Aunque encabeza las preferencias a nivel nacional, Clinton podría perder en las dos primeras primarias: el 1 de febrero en Iowa, donde aparece empatada con Sanders, y el 8 de febrero en New Hampshire, donde Sanders tiene una cómoda ventaja.

Consciente del ascenso lento pero sin pausa de Sanders, Clinton ajustó la artillería contra Sanders ya en la última semana, destacando las diferencias que la separan del senador que se declara un “socialista democrático” en temas como posesión de armas, seguros médicos e impuestos.

Por su parte, O’Malley no logró salir de tu ‘techo’ de entre 3 y 4% en los sondeos.

‘Elegir un lado’

Este debate se realizará en Charleston, Carolina del Sur. El año pasado, la ciudad de Charlotte, en el mismo estado, fue el escenario de una matanza de nueve personas en una iglesia, y por lo tanto se espera que la cuestión de las armas se destaque en la discusión.

Clinton, por ejemplo, ya ha atacado a Sanders por considerarlo demasiado permisivo en el tema de la posesión de armas, y su comité de campaña llegó a divulgar un video en redes de TV criticando a Sanders por su oposición a un proyecto de ley que exige chequeos previos de antecedentes para comprar un arma.

“Es el momento de elegir un lado. O estamos con el lobby de las armas, o nos ponemos del lado del presidente y lo apoyamos”, expresó Clinton en el video de campaña.

Sanders, por su parte, aprovecha cada oportunidad para criticar que Clinton siempre ha sido demasiado próxima a los multimillonarios, y que no parece dispuesta a endurecer el discurso contra los bancos y Wall Street.

Esta crítica deberá mantenerse, y posiblemente aumentar de decibeles, en el debate de este domingo.

Observadores esperan que la estrategia estadounidense para enfrentar al grupo radical Estado Islámico sea parte del debate.

Organización criticada

Más allá de las diferencias entre los aspirantes, siguen arreciando las críticas al Comité Nacional Demócrata (CND), por la peculiar agenda de debates programada.

El CND organizó su primer debate un martes en octubre, siendo que los Republicanos comenzaron a debatir ya en agosto.

Desde entonces, los Demócratas únicamente han debatido en fines de semana, incluyendo el último de ellos, realizado en medio del fin de semana de Navidad y que además, por increíble que parezca, coincidió con el estreno de la nueva película de la serie Star Wars.

Los Republicanos y no pocos Demócratas acusan a los líderes del CND de proteger a Clinton, haciendo que las críticas hacia ella caigan en el vacío televisivo mediante horarios cuidadosamente escogidos.

En contrapartida, el último debate entre los Republicanos fue áspero, con dedos apuntando al rostro, acusaciones, interrupciones y tensión permanente en horario estelar de TV.

Síguenos por @800noticias