De turistas en España a como de lugar… | 800Noticias
800Noticias
Fotos de Impacto

El Mundo

El diario El Mundo de España realizó un trabajo sobre el turismo veraniego en la isla de Ibiza.

A continuación se lo presentamos:

La playa suena a fábrica, sobre todo a la altura del Hard Rock Hotel, donde el edificio parece rascarle la tripa a cada avión que aterriza sobre la isla de Ibiza. La revolución de turbinas invita a un bombardeo sobre una Platja d’en Bossa tapizada de hamacas y camas balinesas, de las que cuelga el cartelito de reservado.

Para hacerse una idea de la situación valga como ejemplo los diez mandamientos para sobrevivir en agosto que los residentes comparten en las redes sociales. O quizá valga solo el décimo: “No matarás”.

En agosto, la cosa va camino de batir el récord de pasajeros del mes de julio: 1,2 millones, que acabarán dibujando colas de cien metros en las paradas de taxi para goce del transporte pirata.

En Platja d’en Bossa la trazada de los aviones dibuja en el cielo un ángulo de 45 grados con una trazada marítima, la que discurre sobre las 11 millas que separan las islas de Ibiza y Formentera, formada por una sucesión de palacios flotantes que permitirían hacer la travesía saltando de yate en yate sin tocar el agua.En una isla de 41 por 15 kilómetros, que pasa de 140.000 habitantes a más de 300.000, la lógica no invita al optimismo, aunque el espacio parece expandirse de forma mágica, como cada domingo en la playa de Benirràs, donde se dan cita 3.000 personas y 1.000 vehículos para la fiesta de los tambores, en un arenal de 130 metros de largo.

La estampa que nada tiene que envidiar a la que se repite en San Antonio en cada puesta de sol, y en la que el turismo británico se desparrama sobre las rocas como en una escena de ‘Guerra Mundial Z’.

Síguenos por @800noticias