Cuidado con el virus de Coxsackie que ataca a los más pequeños de la casa | 800Noticias
800Noticias
Salud

800Noticias

El virus de Coxsackie, llamado también enfermedad de boca, mano y pies, se manifiesta con salpullido en las extremidades y llagas dolorosas en las encías, lengua y paladar.

Esta afección es causada principalmente por el virus Coxsackie A 16 y algunos otros pertenecientes a la misma familia.

Este virus es muy común en las estaciones de verano y otoño, afectando sobre todo a bebés y niños entre 3 y 7 años, adquiriéndose con frecuencia en las guarderías y escuelas.

Está presente en secreciones de la nariz, saliva, mucosidad y en el líquido de las ampollas. Se propaga por la tos, estornudos y contacto directo con la persona enferma a través de las heces, objetos contaminados como juguetes, cubiertos, etc.

Sus síntomas son fiebre, dolor de garganta, sensación de malestar, llagas dolorosas en la boca, ronchas en la palma de la mano, planta de los pies (de igual manera puede aparecer en codos y rodillas) y pérdida de apetito.

Imagen relacionada

Sin embargo hay niños que no presentan síntomas, ya que las llagas aparecen repentinamente y por ende no hay complicaciones. Puede transmitirse de adulto a niños, por eso es importante tener mucha higiene antes de abrazar o mimar a los pequeños.

Al notar estos síntomas en los menores de la casa es recomendable llevarlos al médico para que le indique un medicamento para controlar la fiebre. Los niños deben mantenerse bien hidratados, no permitirles que se rasquen la zona enrojecida, limpiarlos constantemente y evitar que se expongan al sol o coman alimentos irritantes.

La duración de este virus es variado. En el caso de los niños puede durar de 1 a 2 días con ayuda del tratamiento.

Con información de SerMamá.com 

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias