Crónica: Un día de gira con María Corina Machado en Aragua | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Mildred Manrique.-   María Corina Machado lleva año y medio recorriendo Venezuela. Puntualmente, visita “zonas chavistas” para escuchar los problemas de la gente y llevarles el mensaje del cambio. Siempre anda en jean, zapatos de goma con un bajo tacón de cuña, franela blanca y por encima una camisa turquesa, color que representa a su partido Vente Venezuela; también lleva un morral negro colgado en los hombros.

En esta oportunidad, Machado decidió aprovechar sus visitas a las regiones para apoyar a los candidatos a diputados de la Mesa de la Unidad, pese a que el G4 de la plataforma de partidos (PJ, UNT, AD, VP) no aceptó su propuesta de la candidatura de Isabel Pereira para el circuito 2 del estado Miranda; aquel curul que ganó en 2010 con 85,28% de los votos (235 mil 259 sufragios) y que, además siendo la diputada independiente más votada, el chavismo en 2014 violando su inmunidad parlamentaria y la Constitución se lo arrebató dejándola inhabilitada para ejercer cargos públicos, por presunta traición a la Patria.

Son innumerables los ataques que ha recibido María Corina Machado en 16 años de “revolución”. Golpes con fractura de tabique, insultos, destituciones y hasta traiciones que marcaron esta etapa política de su vida. “Cada acción negativa me fortalece. Yo quiero un mejor país y sigo trabajando en eso”, responde cada vez que le preguntan sobre el tema.

Nada la detiene

A pesar de todo, Machado sigue apostando a la transición a través de la Unidad de todos los factores políticos y sociales. Así lo dejó claro durante un recorrido, en el cual el equipo de 800Noticias le acompañó por Aragua el pasado 18 de noviembre. Un estado que por años fue considerado como la “cuna del chavismo”, y dónde además, la diputada fue agredida por sectores afectos al gobierno en un acto opositor en el 2011.

Viaja por tierra o por aire, si es que con suerte consigue pasaje, y la dejan subir al avión. La acompaña un modesto equipo de 6 personas. En los estados la esperan con ansias y emoción sus seguidores. Siempre rompe con la agenda pautada que abarca recorridos, concentraciones e incluso inauguraciones de sedes de su partido.

Si ve gente haciendo cola para comprar comida, hace que se detenga el vehículo en el que anda y se baja, más atrás la sigue su equipo. Sus acompañantes temían que le hicieran daño. Pero fue todo lo contrario. La gente la abraza y le demuestra afecto, pero además le expresa su descontento con la situación país. Solo unos pocos, estando en la misma cola le gritaban viva (Nicolás) Maduro; en ese momento ella alza su mano, los saluda y los invita a formar parte del cambio. Se despide y les recuerda que deben votar el 6 de diciembre para “acabar con la humillación de hacer colas”.

 

Una sede nueva

María Corina en AraguaSeguía el recorrido abordo de una camioneta blanca marca Tucson, donde la acompañaban algunos candidatos del circuito 2 de la entidad, entre ellos, Melva Paredes del partido Un Nuevo Tiempo. La siguiente parada fue en San Joaquín de Turmero, sector popular donde Machado inauguró una humilde sede de Vente Venezuela. Una casita donde habita una familia que cedió un espacio de la misma para activar el comando político. En el camino solo se observaba en cada poste cientos de afiches de los candidatos del Psuv. “Los de la oposición los arrancan por las noches”, comentó uno de los acompañantes que vive en la zona.

Eran las 11:00 de la mañana cuando la dirigente fue recibida por un grupo de al menos 100 personas. Dos periodistas de medios de comunicación regionales la abordaron de inmediato para preguntarle sobre su visita al estado. “Lo que he sentido es algo común en todos estos lugares, una emoción y una conciencia que a mí me convencen de que aquí se produjo una ruptura de orden emocional y espiritual que representa el fin de este ciclo político y la oportunidad del surgimiento de una nueva Venezuela”, respondió. 

El calor se intensificaba, el sudor recorría la frente y mejillas de Machado mientras declaraba. Todos a su alrededor también padecían la inclemencia del sol, pero nadie se apartaba de ella. Pasaron 10 minutos y terminó en su declaración. Se dirigió hacia la entrada de la casa dónde después de cortar la cinta de la entrada en señal de apertura de la nueva sede, ofreció un leve discurso a los presentes. Tema inseguridad, escasez y malas gestiones marcaban el mitin que concluía en las posibles soluciones, tras lograr la victoria en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

Su presencia aviva la esperanza que, quizás muchos creían perdida. “Qué orgullo que estés con nosotros María Corina, te admiramos y te apoyamos”, le dijo una señora que cargaba una bebé recién nacida y se la puso a Machado en los brazos. “Por su futuro debemos luchar y vencer el miedo. El próximo 6 de diciembre consiste en una gran elección: la instauración de esta dictadura totalitaria y mafiosa o un paso decisivo en la transición a la democracia en paz”, aclaró.

Faltó espacio

Una hora tardó este primer evento. A Machado la esperaban a las 2:00 de la tarde en Cagua, pero primero, sugirió Machado, “todos debemos almorzar”. En la vía hacía esa zona, por la Intercomunal de Turmero-Maracay se hizo una estación en un restaurante de comida llanera. Al entrar, los que se encontraban en el lugar voltearon a verla. “Mira es María Corina”, se escuchó en la voz de un hombre.

Una larga mesa de 20 puestos aguardaba a al equipo. Tomaron asiento y sirvieron ensaladas, carne, pollo y yuca sancochada. Refrescos, limonadas y agua para refrescar la sed y pasar el calor. Al paso de 30 minutos reventó un fuerte aguacero. Ya todos habían comido. Machado conversaba sobre el recorrido anterior. “¿Qué tal les pareció?, yo estoy sorprendida por el apoyo y el cambio que he percibido esta vez. Aquí vamos a ganar por primera vez”, dijo.

Comenzó la gente a acercarse a la mesa. “¡Una foto María Corina!”, le pedían, al tiempo que la abrazaban y le daban la bendición, no sin antes expresarle su apoyo. Luego de 1 hora parte de nuevo la caravana de 4 vehículos.

En Cagua, con media hora retraso llegó la líder de Vente Venezuela. Al menos 80 personas la esperaban en un pequeño salón ubicado en un mini centro comercial, en la urbanización La Fundación. Tras 10 minutos de mitin, comenzó a llegar más y más gente, ya no cabía ni un alma. Desde afuera escuchaban y aplaudían. Era todo una algarabía. El alcalde de Mario Briceño Irragorri, Delson Guarate asistió a la actividad en apoyo a Machado, así como también lo hizo Richard Mardo. Dos líderes opositores de Maracay, uno de Primero Justicia y el otro de Voluntad Popular.

 

Intento de saboteo

Agresión PSUV a Maria Corina Machado en Aragua

El tiempo pasaba volando. Ya eran casi las 4:00 de la tarde, quedaban pautas en la agenda, quizás la más emocionante para Machado: el cierre que sería en el centro de Turmero. Una tarima que de fondo tenia colgada una inmensa bandera tricolor ya estaba instalada al frente de la plaza Bolívar.

Del otro lado, militantes del Psuv estaban con sus banderas en actividad de volanteo. Se sentía tensión. Comenzaron a gritar “fuera escuálidos, no volverán”, pero no se acercaban; salvo cuando llegó María Corina Machado. Un grupo de 20 personas se le fueron encima a la dirigente opositora para agredirla. Una avalancha de sus seguidores lo impidió. Algunos resultaron lastimados entre golpes que, por 5 minutos iban y venían. Ni un policía apareció.

Machado como pudo entre “el gentío”, que jamás se esperó, se dirigió hacia la tarima con el apoyo de sus propios seguidores porque no tenía escoltas. Allí estaban los candidatos a diputados esperándola. La multitud abarcaba más de dos cuadras. Banderas de todos los partidos habían por doquier. Hasta la de la comunidad homosexual. Había mucha diversidad, niños, jóvenes, adultos y ancianos.

La dirigente saludó emocionada, siempre con su mano derecha arriba y la izquierda en el pecho dando gracias por la masiva asistencia. “Gracias Turmero, no me esperaba este recibimiento tan hermoso y avasallante. Esta energía, entusiasmo y la euforia que percibo; es aún más fuerte en estos sitios del país que hasta ahora estaban sometidos, ahora están liberados y por eso es que aquí están comerciantes, estudiantes, empleados públicos, amas de casa que nos dicen no más miedo, en Venezuela se ha producido una rebelión cívica, una rebelión ciudadana, que vamos a derrotar esta dictadura militarista corrupta y construir un país de justicia, de oportunidades seguridad y futuro” gritó.

“Sabemos que somos una enorme mayoría, pero también sabemos que son unas elecciones en dictadura, por lo tanto no basta con ir a votar, cada ciudadano tiene que defender su voto, cada ciudadano tiene que hacerse respetar, cada ciudadano tiene que hacer que se abran esas cajas y que sus boletas y sus votos se cuenten cada venezolano ya sea el cinco, el seis, el siete, el ocho o el nueve debe asumir la responsabilidad histórica que representa esta fecha, porque hagan lo que hagan y pase o que pase el seis, el siete comienza una nueva Venezuela. Llevo un año y medio de gira constante para recorrer los sitios donde no entraba la oposición”, agregó Machado para finalizar su discurso en medio de las luces de los celulares y algunas cámaras, pues ya estaba oscureciendo y la alcaldía no había encendido las luces de los postes.

Se pensaba que ya todo había terminado cuando la dirigente se despidió y bajó de la tarima, pero no fue así, aún tenía pendiente una entrevista radial en La Victoria. Allá Machado habló de su experiencia de esta gira y pasadas las 8:30 de la noche todo el equipo ya estaba regresando a Caracas por la carretera. Fueron 14 horas dedicadas a algunos circuitos “claves” del estado Aragua. “Me siento feliz. La gente ha despertado y lo que viene es cambio. Vamos a ganar la Asamblea Nacional muchachos”, gritaba emocionada Machado al momento de agradecer y despedirse de todos los que la acompañaron en esta odisea.

Las elecciones parlamentarias se celebran este domingo 6 de diciembre. Esta campaña electoral por primera vez fue liderada por dos mujeres: María Corina Machado y Lilian Tintori, quién también se ha dedicado a recorrer el país en nombre de los presos políticos, sobre todo por su esposo, Leopoldo López para apoyar a los candidatos a diputados de la Unidad.

Síguenos por @800noticias