Correa celebra suspensión de uso de glifosato en Colombia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Quito, Ecuador | AFP | El presidente de Ecuador, Rafael Correa, saludó este miércoles la decisión de Colombia de suspender las fumigaciones antidrogas con glifosato, restringidas desde 2013 en la frontera común tras el reclamo de Quito por los efectos de ese herbicida en la salud humana.

“El presidente (Juan Manuel) Santos -y no quiero intervenir en política ni en decisiones internas colombianas, aunque esto nos ha afectado- ha tomado la decisión de parar las fumigaciones con glifosato, y eso para nosotros es una gran noticia”, dijo Correa a la prensa extranjera en Quito.

Santos anunció el sábado que Colombia dejará de emplear el glifosato en la erradicación aérea de cultivos ilegales -materia prima de la cocaína y heroína- ante la advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que el pesticida puede ser cancerígeno.

En su lugar, Colombia, uno de los mayores proveedores mundiales de cocaína, está evaluando nuevas estrategias para combatir la producción de droga.

Correa recordó que varios años antes de que Bogotá tomara la decisión, su gobierno, apoyado en estudios científicos, alertó sobre las “consecuencias del glifosato” en el ecosistema y la salud humana.

Incluso, Ecuador interpuso en 2008 una demanda internacional contra Colombia aduciendo los daños que generó en su territorio las aspersiones con glifosato en la frontera.

Los dos países alcanzaron un acuerdo en septiembre de 2013 por el cual Bogotá se comprometió a restringir la fumigación antidrogas en la línea limítrofe, y a pagar 15 millones de dólares a cambio de que Quito desistiera de una demanda ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

El gobierno de Correa empleó ese dinero para indemnizar a las familias ecuatorianas afectadas por el glifosato.

El mandatario ecuatoriano destacó que la decisión de Santos “hace innecesarios” los acuerdos que establecieron un área de exclusión del glifosato en la frontera, aunque no ofreció más detalles.

Colombia y Ecuador comparten una frontera de más de 700 km, a lo largo de la cual operan contrabandistas de drogas, armas y combustibles.

Entre 2000 y 2007, Colombia aplicó un intenso programa de erradicación de cultivos ilegales en la zona limítrofe, en el marco de un millonario plan antidrogas financiado por Estados Unidos.

Síguenos por @800noticias