Constructores rechazan acusación del gobierno de que sector privado boicotea la economía | 800Noticias
800Noticias
Economía

Dulce María Rodríguez

La Cámara Venezolana de la Construcción (CVC) rechaza el intento del gobierno por responsabilizar al sector productivo nacional de boicotear la economía nacional.  “La realidad  es que estamos cosechando los frutos de haber aplicado de forma sistemática y deliberada, políticas públicas, que han empobrecido a la población con la tasa de inflación más alta del planeta, y que han arrinconado al sector privado, persiguiendo y limitando su accionar mediante Decretos y Leyes que no pocas violan nuestros derechos constitucionales”, señalan en un comunicado.

El gremio de la construcción indica que cuentan con una dilatada trayectoria, sustentada por más de 73 años de trabajo, de los principales constructores del país, quienes con sus obras – grandes, medianas y pequeñas – han contribuido a desarrollar la Venezuela moderna de hoy, aspecto que ha sido reconocido en todos los ámbitos, nacional e internacional

Destacan que los miembros de la  CVC han sido pilares fundamentales en la construcción de autopistas, carreteras, puentes, presas, centrales hidroeléctricas, hospitales, escuelas, centros comerciales, complejos petroquímicos, oleoductos, plantas de tratamiento, acueductos, cloacas, obras de urbanismo en general y en la gran mayoría de los desarrollos habitacionales existentes en el país.

Además han promovido propuestas, estudios, planes y proyectos de leyes, que han sido la razón de ser de la institución y que generando fuentes de trabajo y bienestar social para la familia venezolana. También han demandado políticas públicas claras y viables, que incentiven de manera decidida la inversión privada.

“La restructuración, anunciada recientemente por el Ejecutivo, de las empresas de construcción públicas, empresas productoras de bienes para la construcción y empresas cementeras estatizadas, adscribiéndolas ahora al Ministerio de Vivienda y Hábitat, y  el reconocimiento del Presidente Nicolás Maduro de la corrupción imperante en todas estas empresas, demuestran lo inadecuado, ineficaz e ineficiente del modelo económico impuesto a los venezolanos”, indica.

Señalan que cifras oficiales dan cuenta de la caída en la producción de las empresas nacionalizadas: la siderúrgica está produciendo el 10% de lo que producía al momento de ser nacionalizada; las cementeras menos del 40% y la continua devaluación ha descapitalizado la banca por cual genera una escasez de financiamiento en el mercado. “Como consecuencia de ello y de un marco legal adverso, el sector construcción sigue cayendo por 28 trimestre consecutivos y se  han perdido más de 1,2 millones de empleos directos, de mano de obra calificada”.

Por tal motivo, exhortan al Gobierno a dejar de criminalizar al sector privado, respetar la propiedad y respaldar la libre empresa.

Síguenos por @800noticias