Consecomercio: Comerciantes asumirán costo de toma de galpones de Polar | 800Noticias
800Noticias
Economía

El Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) acordó exhortar al Poder Ejecutivo a reconsiderar su medida de expropiación de los galpones de Cargill, Pepsi Cola Venezuela,  Nestlé de Venezuela, Alimentos Polar, Coca-Cola Femsa ubicados en la zona industrial de La Yaguara, para construir en el sitio poco más de 100 viviendas.

El Comité Ejecutivo  del máximo organismo gremial del sector terciario asume que el Gobierno Nacional, conjuntamente con las autoridades metropolitanas, deben haber evaluado detenidamente las implicaciones que dicho procedimiento generará en el ya maltrecho funcionamiento de los diferentes establecimientos comerciales que funcionan en la capital del país y las zonas aledañas.

Asimismo, que sopesaron las repercusiones que también provocarán en las “cada vez más limitadas alternativas que tienen los millones de consumidores del Área Metropolitana para satisfacer sus necesidades básicas, en un ambiente de limitado abastecimiento y sin posibilidades de que dicha situación se revierta a la brevedad”.

Y a partir de dicha evaluación, seguramente, el resultado no es distinto al que ya sienten y expresan los consumidores, como es que “ya es excesivo lo que las familias están pagando con la escasez, la inflación y la inseguridad”.

Para Consecomercio, es loable que el Gobierno Nacional se ocupe de atender los requerimientos urbanos caraqueños en materia habitacional, con lo cual una decisión de este tipo pudiera recibir, como de hecho está sucediendo, el respaldo de una parte importante de la población aledaña a los galpones expropiados.

Sin embargo, paralelamente, también habría que considerar las incidencias en materia de empleo directo e indirecto, los efectos sociales en la zona donde están ubicadas las instalaciones industriales, además de la importancia de que la capital de la República no quede desguarnecida de depósitos estratégicos de alimentos, ante la posibilidad de que se planteen contingencias como las que la ciudad ya ha vivido en diversas ocasiones.

Consecomercio considera, además, que de la misma manera que el Gobierno, oportuna y acertadamente, decidió revertir su decisión relacionada con el redireccionamiento de alimentos básicos hacia su red comercial, para no provocar los efectos adversos  que se generarían al dejar al comercio formal privado sin las respuestas necesarias en materia de suministro, también puede hacer otro tanto en esta oportunidad. Puede revertir esta disposición que, definitivamente, va a provocar más efectos negativos que positivos para la ciudadanía

El Consejo Nacional del Comercio y los Servicios no duda que “si hoy las autoridades hicieran una consulta entre la población con respecto a la decisión tomada y las inevitables consecuencias que se producirán en el sistema de vida de los caraqueños, estos también plantearían una revisión de la medida. Inclusive,  hasta exhortarían que no se les someta a peores situaciones a las que ya está viviendo cuando se trata de adquirir su comida, poderla pagar sin peores dificultades, salir a trabajar, enviar a sus muchachos al colegio y no verse agredidos en las calles de la ciudad”.

Para el gremio, en lo que hay que trabajar, de lo que hay que ocuparse es de lograr el incremento de la producción nacional, la eficiencia en la distribución y la erradicación de los controles de cambio y de precios. Eso será lo que reactivará la economía del país.  Además,  generará  las esperadas y positivas consecuencias en beneficio de los consumidores, como de los propios comerciantes, en su esfuerzo compartido por hacer posible que cada día más familias venezolanas puedan satisfacer sus necesidades, sin los impedimentos actuales.

Se trata de los verdaderos componentes de la necesaria recuperación de la confianza en la capacidad que tiene el país para alcanzar su desarrollo integral. Y a los cuales se deben sumar, sin duda alguna, acciones dirigidas a evitar sanciones contra dirigentes empresariales como Fray Roa, hoy detenido y sometido a juicio, cuando, como lo han dicho sus representados, su voluntario ejercicio gremial público siempre ha estado dirigido a resguardar el normal funcionamiento de los medianos y pequeños negocios afiliados a la Federación Venezolana de Licoreros y Afines.

Nota de Prensa

Síguenos por @800noticias