Conindustria: No es posible incrementar la producción ni crear nuevos puestos de trabajo | 800Noticias
800Noticias
Economía

Dulce María Rodríguez

Las industrias han permanecido operativas durante 2014, 2015, 2016 y 2017 en medio de la severa contracción económica que atraviesa el país, pero ya “no hay ninguna posibilidad de que incrementen sus volúmenes de producción y puedan crear nuevos puestos de trabajo”, alertó Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria.

Mediante un comunicado, Olalquiaga señaló que las causas de la actual contracción económica son estructurales y la consecuencia de políticas públicas que han destruido sistemáticamente la capacidad de fabricación local, haciendo al país dependiente de la importación de productos terminados, los cuales se pudieron pagar cuando los precios y el volumen de exportación del petróleo eran altos.

El dirigente empresarial añade que ahora “el gobierno no cuenta con suficientes divisas para importar y las empresas privadas no tienen acceso a materias primas importadas y tampoco a las nacionales. Esto hace que la producción de bienes sea cada vez más difícil y los costos se incrementen”.

Se agrega en el documento que difícilmente estos costos se pueden reflejar en los productos debido a una Ley de Precios Justos que obliga a vender a pérdida en muchos casos o con escasa rentabilidad.

“A esto hay que agregar un manejo de la política monetaria improvisado y desordenado, ausencia absoluta de estímulo a las inversiones, fuga de personal calificado hacia otros países, obsolescencia de equipos y maquinarias, entre otras cosas”.

Olalquiaga aseguró que debido a la contracción de la economía y a la altísima inflación, la población se ha empobrecido y no tiene capacidad de compra. “Al no haber demanda de productos, las pocas fábricas que quedan disminuyen aún más su producción”, dijo.

Aclaró que en una situación de muy alta inflación como la que está viviendo el país, el ajuste del salario mínimo no representan ningún beneficio para el trabajador.

Señaló que si se compara el ingreso real (salario mínimo más bono de alimentación) de enero 2016 con el de enero 2017, la caída es de 44,36%. Es decir, la población que recibe esta remuneración no tiene capacidad adquisitiva.

“Esta pérdida del poder de compra hace que sea inviable producir en Venezuela”, advirtió.

Síguenos por @800noticias