Conductores alargan vida útil de los cauchos debido a la escasez | 800Noticias
800Noticias
Economía

La escasez de autopartes y repuestos a nivel nacional llegó a niveles nunca antes vistos. La austeridad de las caucheras así lo confirma, pues los estantes que antes exhibían variedad de productos ahora se mantienen vacíos esperando la llegada de cargamentos que permitan ofrecer algo a los compradores, reseñó Correo del Caroní. 

“Antes la gente venía porque desde afuera veía que habían cauchos. Ahora se acercan y preguntan si por casualidad hay”, dice Ramón Arias, dependiente de Súper Cauchos Puerto Ordaz C.A, que mostraba unas oficinas donde solo quedaban los muebles de la sala de espera y algunos accesorios, pues los rines y neumáticos que antes estaban por todo el recinto ahora llegan, con suerte, cada dos meses.

Las caucheras han optado por sobrevivir sin su principal producto, supliendo los ingresos con otros servicios como alineación, balanceo y monturas. También con la venta de rines, sin embargo, este es otro artículo automotor que no es fácil de conseguir. Arias afirma que, actualmente, todos los cauchos y rines que recibe son importados de varias partes del mundo.

Los altos costos con los que se reciben estos insumos y las cantidades limitadas han provocado que los clientes se vean en la obligación de mantenerse con neumáticos cuya vida útil ha expirado, por lo que se ven expuestos a accidentes de tránsito.

AUSTERIDAD EN CHIRICA 

Arias opina que “(Los conductores) llegan al máximo uso de los cauchos, y como no tenemos un suministro consecuente, buscan cauchos usados a precios exagerados que generan especulación”, potenciando negocios clandestinos que buscan suplir la falta de los distribuidores autorizados.

En Cauchos Chirica Unare C.A, el encargado Joaquín Olivera calificó el inventario de ambos rubros como “casi nulo”, afirmando que su trabajo se ve subordinado a lo que se pueda conseguir diariamente. Sostiene que, al atender distintos tipos de vehículos los precios de los servicios también fluctúan, de manera que no es posible estimar un costo mínimo para las necesidades de los usuarios.

Aunque en la zona se han tomado medidas para atender las carencias del sector transporte, el público general se encuentra en un problema que todavía no se ha solucionado de manera efectiva. La llegada esporádica de cargamentos ha extendido el fenómeno de las colas a las caucheras, que despachan en la medida de lo posible al momento en que llega la mercancía a personas que esperan durante días a las afueras de los comercios.

Síguenos por @800noticias