Condenan a más de 12 años de prisión por corrupción a un alcalde opositor ruso | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Un tribunal ruso condenó hoy a doce años y medio de prisión al opositor Yevgueni Urlashov, alcalde de la ciudad de Yaroslavl y que fue apartado del poder tras ser acusado de varios delitos de corrupción.

El tribunal Kírovski de Yaroslavl, una importante ciudad del centro europeo de Rusia de más de 600.000 personas, halló culpable a Urlashov de aceptar un soborno de 17 millones de rublos (unos 250.000 dólares) y de exigir a una empresa el pago de otra cantidad similar.

La Fiscalía rusa sostiene que Urlashov y sus ayudantes, también condenados a penas de prisión, exigieron a una empresa una sustanciosa comisión a cambio de concederle el mantenimiento de carreteras ya finalizados.

Urlashov fue detenido en julio de 2013, un año después de ganar las elecciones municipales al candidato de Rusia Unida, el partido del presidente ruso, Vladímir Putin.

Durante la campaña electoral, el político utilizó el eslogan “Contra los ladrones y sinvergüenzas”, aprovechando la definición de Rusia Unida acuñada por el líder opositor ruso Alexéi Navalni, conocido por denunciar desde hace años a través de su popular blog delitos de corrupción entre los más altos cargos del Estado.

El propio Navalni, en libertad condicional, fue condenado en julio de 2013 a cinco años de cárcel por robo de madera y en diciembre de 2014 recibió otros 3,5 años de prisión por estafa, casos que el opositor y sus partidarios consideran fabricados y motivados políticamente.

Otro político independiente, el hasta hace pocos días gobernador de la región de Kírov Nikita Belij, fue detenido hace un mes acusado de recibir un soborno de 400.000 euros en el momento de la detención en Moscú.

Entre 2005 y 2008, un año antes de ser nombrado gobernador de Kírov, Belij estuvo al frente del partido Unión de Fuerzas de Derecha al que también perteneció el líder opositor Borís Nemtsov, asesinado en febrero de 2015 a pocos metros del Kremlin.

Entonces, fuentes de la Presidencia rusa revelaron que el nombramiento de Belij era la condición pactada por él a cambio de abandonar la jefatura del partido opositor e integrar esa fuerza política en una formación liberal apadrinada por el Kremlin, algo que al final no sucedió.

Belij, de 41 años, se mantuvo al frente de la región de Kirov y en septiembre de 2014, con la restitución de las elecciones regionales y consolidado como uno de los gobernadores más populares del país, renovó el mandato tras ganar los comicios.

Síguenos por @800noticias