Con autobuses quemados y barricadas empieza en Chile paro por bajas pensiones | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Agencias

Al menos tres autobuses fueron quemados por encapuchados y grupos de manifestantes bloquearon calles y avenidas con barricadas encendidas en distintos puntos de Santiago y otras ciudades de Chile en el inicio de un paro nacional contra el sistema privado de pensiones.

Millones de personas tuvieron problemas para desplazarse a sus actividades diarias en la capital chilena, pues el Metro debió suspender momentáneamente algunos de sus servicios por el lanzamiento de objetos a las vías y el transporte colectivo escaseaba, por la adhesión de algunos sindicatos de conductores al paro.

La jornada responde a una convocatoria de la Coordinadora “No+AFP”, que ha organizado antes tres marchas que reunieron a cientos de miles de personas en todo el país demandando el fin del Sistema Privado de Pensiones que, basado en la capitalización individual de un fondo de jubilación, fue impuesto en 1981 por la dictadura de Augusto Pinochet.

Actualmente, el 90,75 % de los jubilados por el sistema reciben pensiones inferiores a 154.304 pesos mensuales (233 dólares), casi la mitad del sueldo mínimo establecido en el país suramericano, según un informe publicado por la Fundación Sol.

Los organizadores llamaron a no llevar a los niños al colegio y a no realizar compras ni trámites con el fin de mantener paralizadas las distintas instituciones del país.

A la convocatoria se sumaron distintas organizaciones, como los gremios de empleados públicos, que están en huelga en demanda de un aumento salarial y la Plataforma “Chile Mejor Sin TPP”, para exigir un cambio estructural en el sistema de pensiones.

Además de en Santiago, también hubo manifestaciones en otras ciudades de Chile, como Valparaíso, Viña del Mar, Concepción, Temuco y Valdivia.

“Todos los ciudadanos tiene derecho a manifestarse de manera pacífica, pero toda alteración al orden público tendrá que ser vista por la Justicia”, dijo a radio Cooperativa el ministro del Interior, Mario Fernández.

Fernández confirmó que tres autobuses del transporte colectivo fueron consumidos por el fuego en distintos puntos de Santiago, pero matizó que se investiga si todos los casos fueron atentados o si alguno se quemó a causa de algún desperfecto.

El ministro se manifestó confiado en que los incidentes decrecerán durante la jornada, en la que están previstas manifestaciones en lugares públicos para el mediodía de este viernes, y una cacerolada a nivel nacional por la noche. EFE

 

Síguenos por @800noticias