¿Cómo saber si la oficina te está enfermando? | 800Noticias
800Noticias
Salud

Redacción 800 Noticias

Según un estudio reciente de la Asociación de Ciencias del Comportamiento y Políticas, es factible que la oficina donde trabajas te esté enfermando. Si deseas saber de qué manera, aquí te lo explicamos.

El aire acondicionado

Tolerar el aire acondicionado de la oficina en cualquier época del año es todo un tema. Ya que este  puede enfermarte, motivado a que no puedes hacer nada para poner la temperatura del aire conforme para no resfriarte, te exhortamos que elijas por vestirte “en capas” y que te vayas quitando la ropa o vistiéndote con ella, según las circunstancias. ¡No apruebes que los cambios de temperatura te jueguen una mala pasada!

El estrés

Si eres una persona sometida a altas presiones y a bastante estrés, es posible que tus niveles de cortisol estén por las nubes. Esta hormona es muy efectiva para alterar el funcionamiento de tu cuerpo por completo y causarte todo tipo de enfermedades.

Inestabilidad laboral

¿Sientes que tu trabajo peligra? Esto te conmoverá emocionalmente y puede originarte, por ejemplo, problemas de estómago y hacerte más vulnerable a todo tipo de enfermedades. ¡Ya sabes lo que ocurre cuando las defensas bajan!

La pantalla de tu ordenador

Pasas gran parte de tu día mirando una pantalla y esto logra hacer que te duela el cuello, la espalda, la cabeza y se te sequen los ojos.

Trabajar excesivas horas

Si estás trabajando demasiadas horas y tu cuerpo no descansa, es más que factible que caigas enferma.

Esto es clave: necesitas descansar, reponer las energías y desconectarte mentalmente del trabajo para poder rendir mejor.

Tu compañero de despacho

Siempre hay gente negativa, ¿es este el caso de tu compañero de trabajo? ¡No dejes que te afecte! Coloca buena música, saborea algún té aromático, pon flores en tu escritorio. Cualquiera de estos bonitos detalles te ayudarán a contrarrestar su mala energía.

Un jefe muy exigente

Tu jefe igualmente te puede enfermar, sobre todo si es muy exigente. Esto acontece, por supuesto, por culpa de los elevados niveles de estrés.

Así que busca formas de conservar en calma bajo los escenarios bajo presión. ¿Una buena idea? Medita cada día durante 5 minutos.

El ruido de la oficina

Estar todo el día con ruido en la oficina hará que te estreses más de la cuenta y que tu presión arterial se eleve demasiado. Así es: el silencio igualmente es importante para nuestra salud física y mental.

Los pomos de las puertas

Los pomos de las puertas son todo un cultivo para bacterias y virus. Sólo imagina que alguien que está resfriado y se ha tocado la nariz toca la puerta y luego tocas tú esa misma puerta y posteriormente sin lavarte las manos te tocas la boca o los ojos. ¡Ya estarás contagiada!

Estar todo el día sentada

La vida sedentaria consigue enfermar de muchas formas: obesidad, problemas de huesos, diabetes, enfermedades del corazón e inclusive muerte prematura.

Sugerencia: Muévete cada 40 minutos: ve al baño, toma agua, estira las piernas.

Tu trabajo puede enfermarte de todas estas maneras. La idea no es que te conviertas en paranoica, sino que seas consciente de todos los peligros a los que puedes estar expuesta para empequeñecer su impacto en tu vida.

ATuSaludLight

Síguenos por @800noticias