¿Cómo saber si eres adicto a la tecnología? | 800Noticias
800Noticias
Salud

Para muchas personas pasar frente a una pantalla laptop, tableta o celular largas horas del día, incluso cuando tratan de dormir, se ha convertido en un estilo de vida y considerado un comportamiento normal.

Sin embargo, para algunos especialistas este comportamiento puede que signifique que la persona está bajo una adicción a la tecnología.

Según la doctora Nerina Ramlakhan, experta en manejo de energía y técnicas para dormir del hospital de Nightingale en Londres, en el perfil del paciente adicto a la tecnología se ven características básicas que se repiten como ser perfeccionistas, pues quieren controlarlo todo y a menudo duermen apretando los dientes sin darse cuenta.

‘Tienen el tipo de personalidad A: son personas automotivadas, competitivas, agresivas, sienten la imperiosa necesidad de hacer cosas’, explicó Ramlakhan.

Agregó que ‘a las personas con esta tipología les resulta sumamente difícil desconectarse, no se pueden relajar, y si lo hacen se sienten exhaustos rápidamente’.

Los síntomas

Para Ramlakhan, en estos casos las personas adquieren el patrón clásico de quien sufre de un ciclo de fatiga.

En esa situación solo puedes activarte mediante continuas demandas de dopamina, una neurohormona liberada por el hipotálamo que te motiva, incrementa tu frecuencia cardíaca, tu disposición a procesar información, tu humor, o el sueño.

En otras palabras, la adicción a la tecnología te convierte en un adicto a la dopamina.

La receta

Para la doctora Ramlakhan hay que abordar la cura desde distintos ángulos, y para ello aconseja cuatro acciones básicas para combatir la adicción.

Implementa ‘atardeceres electrónicos’: cuando sea hora de dormir, aléjate de todos tus dispositivos tecnológicos, por ejemplo: toma un libro.

Mantén tu reloj lejos de ti durante la noche, de modo que no puedas saber la hora y el pasar del tiempo no provoque ansiedad. No utilices tu teléfono inteligente como alarma despertadora.

Recárgate con energía sana: desayuna o al menos come algo durante la primera media hora luego de despertarte y antes de tomar cualquier cosa con cafeína.

Mantente hidratado: toma al menos dos litros de agua al día.

Fuente: El Siglo

Síguenos por @800noticias