¿Cómo eliminar el acné de la espalda? | 800Noticias
800Noticias
Salud

Agencia

Los outfits donde enseñas espalda están de moda, ¿pero quién quiere enseñar su espalda si está llena de granitos? Esta parte del cuerpo (como la cara y el pecho) tiene una gran cantidad de glándulas grasosas.

La fricción con la ropa forma una mezcla de sudor, mugre y aceites que se meten a los poros, bloqueándolos y formando los molestos granitos.

Afortunadamente existen unas cuantas maneras de prevenir que los granos salgan. Sigue leyendo y encontrarás la solución.

1. Ten cuidado con lo que usas.

Cuando te ejercites, opta por ropa floja, blanca y que sea de algodón 100%. El algodón absorberá todo el sudor y la grasa producida en la espalda, quedándose en la ropa en lugar de en los poros.

A parte, con ropa floja dejas que la piel respire, reduciendo el riesgo de irritación por telas artificiales.

2. Olvídate de las toallitas aromatizantes para la secadora.

Las telitas para suavizar la tela en el ciclo de secado parecen inofensivas y útiles para aromatizar la carga de ropa limpia. Sin embargo, estas telitas dejan residuos de químicos que puedes afectar tu piel.

Las fibras de la telita se caen en la secadora, y esas microscópicas fibras se quedan en la ropa seca y luego entran en contacto con tu piel. Cuando sudes, esas fibras soltarán más químicos, bloqueando los poros.

¿Solución? Utiliza suavizante para ropa líquido.

3. Observa tu cuero cabelludo.

Tu pelo puede tener un crecimiento anormal de bacterias que, si sudas, pueden viajar por tu cuello y provocar acné. Utiliza un shampoo que las elimine, y aparte de eliminar los granos, dejarás tu pelo súper limpio y luminoso.

4. Usa una ponytail.

Los productos para el pelo como el mousse, gel y spray fijador pueden traicionarte si no tienes cuidado. Considera esto como una oportunidad para presumir tu bello rostro con un peinado fácil.

Recoger tu pelo para que no toque tu espalda servirá para que no estén en contacto y todos esos químicos se depositen en tus poros.

5. Báñate más pronto.

Entre más corto sea el tiempo entre ejercicio y bañarte, mejor será para tu piel. Aunque no tengas la oportunidad de bañarte luego luego, con solo cambiarte el bra deportivo por uno seco o una t-shirt limpia, puede ayudarte a eliminar los granitos.

Lo mejor que puedes hacer es quitarte la ropa sudada lo más rápido que puedas para minimizar el contacto de las bacterias con tu piel.

6. Checa tu consumo de carbs.

La dieta también afecta el surgimiento de acné. Tal vez quieras considerar evitar los carbohidratos como el pan blanco, pretzels y papas, los cuales tienen un nivel alto de glucémico (alto impacto en el azúcar de la sangre).

Estudios han demostrado que dietas con bajos niveles de glucémicos reducen la inflamación y la actividad en las glándulas sebáceas.

7. Dale a tu espalda una exfoliación.

Si quieres preparar tu espalda para una buena limpieza, comienza con una exfoliación para que abra los poros y remueva todas las células muertas, pero ten cuidado de no hacerlo de más.

La piel grasosa puede tolerar una exfoliación gentil diaria, pero si eres súper sensible, solo hazlo una vez a la semana.

8. Limpiar de manera rigurosa.

Cambiar a un jabón antibacterial en lugar de el normal que usas al momento de bañarte podría ayudarte. Concéntrate de limpiar tu espalda y hombros, o donde tengas más granitos.

9. Usa ingredientes que combatan el acné.

Si el antibacterial no está funcionando, una solución con acido salicílico o peróxido de benzol son utilizados comúnmente para tratar el acné.

10. Acude al dermatólogo.

Todos tienen un tipo de piel diferente, y si las técnicas preventivas y tratamientos comunes no funcionan, tal vez sea el momento de hacer cita con un dermatólogo.

Si el doctor considera que tu caso es severo, puedes prescribirte antibióticos orales u otros tratamientos más fuertes.

Síguenos por @800noticias