Comienza la guerra por la herencia millonaria de Mohammad Alí | 800Noticias
800Noticias
Deportes

ABC

Dicen que las herencias son el motivo más común por el que se rompen las familias, y a tenor de lo ocurrido con los herederos de Prince, y ahora con los de Mohamed Alí, el dicho parece ser cierto. Los nueve hijos del malogrado Cassius Clay se disputan los 80 millones de dólares (unos 70 millones de euros) que dejó tras su muerte, ocurrida hace apenas una semana. Su herencia, que debe repartirse entre su viuda y sus nueve hijos, es motivo de conflicto familiar porque cada día que pasa surge un nuevo miembro en el seno de la familia con opciones a reclamar su parte.

Según la revista «Forbes», Alí dejó su dinero en bienes raíces y bonos del Estado americano que deberán ser distribuidos equitativamente entre la cuarta mujer, Lonnie Ali, y sus nueve hijos. Además, reclamando parte de la herencia han aparecido dos hijas extramatrimoniales, una hija secreta y su hermano Rahaman Ali.

Sin testamento

La muerte de Mohamed Alí comenzó a generar una disputa entre los familiares por la falta de testamento, y es que el histórico boxeador dejó una suma estimada en 80 millones de dólares que es reclamada por su última esposa y sus nueve hijos, aunque otros integrantes del seno familiar consideran que tienen tanta legitimidad para reclamar herencia como los herederos legítimos y directos.

La vida disoluta de Alí ha contribuido a esta pelea que a buen seguro acabará en los tribunales norteamericanos. Tuvo fama de mujeriego y pasó en varias ocasiones por el altar: en 1964 se casó con Sonji Roi, un mes después de haberse conocido; pero duró solamente dos años porque Sonji se cansó de las estrictas normas de vestir musulmanas que le ordenaba Mohamed.

En 1967 volvió a contraer matrimonio. Esta vez fue con la actriz Belinda Boyd, quien tras su conversión al islam se cambió el nombre a Khalilah. La pareja tuvo cuatro hijos: Maryum, las gemelas Jamillah y Rasheda y Muhammad Ali Jr.

Aún sin separarse, comenzó una relación con Verónica Porsche, la tercera esposa, con la que se casó en 1977, mismo año del divorcio con Khalilah. La boda se realizó mientras Verónica esperaba a su segunda hija, Laila, la única del clan que se dedicó al boxeo profesional. Se divorciaron en 1986 debido a las múltiples infidelidades de Alí.

El último matrimonio del púgil ocurrió en 1986. Esta vez la elegida por el gran campeón fue Lonnie, quien ahora reclama su herencia. La pareja adoptó a Asaad Amin, el más pequeño de la familia. Cuando sus admiradores aún no se recuperan de la pérdida del campeón, icono del boxeo del siglo XX, empiezan los rumores del enfrentamiento familiar por su abultado patrimonio.

Cassius Clay falleció el pasado 3 de junio tras sufrir «un shock». Fue su última mujer, Lonnie, la encargada de apagar el aparato de respiración asistida al que estaba conectado, tras ingresar a principios de semana por problemas respiratorios que, en principio, no parecían graves.

Síguenos por @800noticias