Colombia tiene tres retos después de la firma de paz, afirma el Gobierno | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El alto consejero para el posconflicto en Colombia, Rafael Pardo, anunció este viernes que los principales retos que tiene el país después de la firma del nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC son una reforma rural integral, modificaciones legislativas y reincorporación a la vida civil de los guerrilleros.

Pardo señaló que uno de los retos del nuevo acuerdo, firmado el pasado jueves en el Teatro Colón de Bogotá que puso fin a 52 años de conflicto armado, es el desarrollo de proyectos socio-económicos que tendrán como escenario las zonas rurales afectadas por el conflicto armado.

“Ya hay un conjunto de acciones que se están haciendo en distintas zonas y a partir del 1 de enero de 2017 entrará con mayor fuerza este programa de la reforma rural integral que es la sustitución de cultivos, desminado y la atención a víctimas”, dijo Pardo en una rueda de prensa a través de su cuenta de Facebook.

El exministro de Defensa manifestó además que el reto del Gobierno para el desminado es lograr que en el año 2021 en Colombia no existan más zonas con minas antipersonal.

El segundo tema tiene que ver con las modificaciones legislativas que se deben implementar para lograr la refrendación del nuevo acuerdo, la creación de la Jurisdicción Especial para la Paz, la amnistía y la transición jurídica de los miembros de las FARC.

En ese sentido, Pardo aseguró que la comisión de verificación e impulso de la implementación, compuesta “por tres miembros del Gobierno y tres de las FARC” debe crearse entre “el lunes o jueves de la próxima semana”.

“La segunda comisión que se desprende del acuerdo y se debe crear es el Consejo Nacional de Reincorporación, que es la instancia que va a estar encima de los programas que permitan una reincorporación a la vida civil de personas de las FARC (…) y estará compuesta por dos miembros del Gobierno y de la guerrilla”, apostilló Pardo.

Entrega de armas

Finalmente, la tercera meta es la reincorporación a la vida civil de los miembros de las FARC quienes a partir del “Día D”, se concentrarán durante 180 días en 22 Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN) y seis campamentos.

El monitoreo y verificación del cese el fuego bilateral y definitivo estará liderado bajo el mecanismo tripartito integrado por miembros de la Organización de las Naciones Unidas, el Gobierno y las FARC.

El funcionario explicó también que se realizará “un censo de nivel de educación y formación de todos los miembros de las FARC que están en el campamento” para “diseñar políticas” orientadas “a contribuir a esa reincorporación”.

Síguenos por @800noticias