Coca-Cola y Pepsi pagan millones para evitar que se les relacione con la obesidad | 800Noticias
800Noticias
Economía

ABC

Las dos grandes compañías de refrescos Coca-Cola y PepsiCo han patrocinado al menos a 96 organizaciones estadounidenses de salud entre 2011 y 2015 para frenar su apoyo a leyes que buscan reducir el consumo de refrescos y obstaculizar los esfuerzos para combatir la epidemia de obesidad. Así lo asegura un nuevo estudio de la universidad de Boston, publicado por «American Journal of Preventive Medicine».

Este polémico informe ve la luz casi un mes después de que lo hiciera otra investigación que revelaba que la industria azucarera financió estudios en los años sesenta para rebajar la relación del azúcar con las enfermedades cardiovasculares y resaltar a la grasa como principal causante.

En los cinco años analizados por el estudio de la universidad de Boston, Coca Cola y PepsiCo también hicieron lobby contra al menos 28 iniciativas públicas encaminadas a reducir la ingesta de refrescos o mejorar los hábitos de nutrición.

Las compañías «utilizaron sus relaciones con organizaciones de promoción de la salud para desarrollar asociaciones positivas para sus marcas», señala Daniel Aaron, estudiante de Medicina de la Univwrsidad de Boston y autor principal del estudio junton a Michael Siegel, profesor de salud pública. «Las empresas de refrescos pueden neutralizar potenciales leyes que les perjudican invocando reciprocidad y dependencia financiera de las organizaciones nacionales de salud», añade.

Entre las organizaciones sponsorizadas se encuentran la Asociación Americana de Diabetes y la Fundación para el estudio de la diabetes juvenil. Un hallazgo que los autores encuentran “sorprendente, dada la relación establecida entre la diabetes y el consumo de bebidas ensulzadas”.

Entre 2011 y 2014, Coca-Cola gastó más de 6 millones de dólares anuales, de media, en hacer lobby; mientras que PepsiCo destinó más de 3 millones de euros al año, y la asociación americana de bebidas, 1 millón anual, según el estudio.

«Estudios previos sobre el patrocinio de compañías de alcohol o tabaco sugieren que la filantropía corporativa es una herramienta de marketingque puede ser usada para silenciar a los organizaciones de salud que pueden apoyar iniciativas públicas contra estas industrias», afirma Siegel.

El estudio recomienda rechazar el patrocinio por parte de las empresas de refrescos y encontrar alternativas de financiación.

Síguenos por @800noticias