Ciudades venezolanas atrasadas respecto a urbes de la región | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Las autoridades de diferentes países de América Latina y otras naciones del mundo han enfrentado de forma positiva los retos que supone el aumento poblacional y, por consiguiente, el incremento de la demanda de servicios, convirtiéndolas en lugares más amables y más útiles para sus habitantes mediante la implementación de políticas públicas coherentes y coordinadas.

Transporte público de calidad para reemplazar a los vehículos particulares que producen una gran contaminación, reciclaje de desechos, campañas de concienciación para los ciudadanos, son algunos ejemplos. Sin embargo, parece que en Venezuela nos estamos quedando rezagados en esta materia. Zulma Bolívar, presidenta del Instituto Metropolitano de Urbanismo Taller Caracas, denunció que el principal factor de esta situación sería el no reconocimiento por parte del Ejecutivo Nacional de las entidades de gobiernos locales, en particular, las de Caracas.

“Si una ciudad no es gobernables, es muy difícil que salga adelante”, reiteró.

Mientras en otras partes de mundo cercanas a nosotros, como Colombia, Argentina y Brasil se habla de “biosostenibilidad”, “uso de la tecnología” y “ciudades inteligentes”, el debate en Venezuela se diluye, más bien, a antiguos problemas que no terminan de ser superados. El 50% de los habitantes caraqueños viven hacinados y en lugares de alto riesgo, según Bolívar.

“Muchas de estas personas no cuentan con los servicios básicos para poder vivir dignamente como agua, luz, cloacas, gas, etc; tampoco tienen cerca parques, escuelas, ni hospitales. A estos problemas se le suma el peligro que corre la vida de las familias que, por su necesidad, construyen casas en zonas inestables”.

La presidenta del Instituto Metropolitano de Urbanismo Taller Caracas resaltó que la única manera para que un lugar con altos índices demográficos pueda salir adelante, es que las políticas públicas sean aplicadas y acatadas con responsabilidad por todos.

También se refirió al congestionamiento vial: “Caracas tiene uno de los niveles de congestionamiento vehicular más altos en Latinoamérica. En la mayoría de las ciudades, el recorrido de una persona desde la casa al trabajo no sobrepasa la hora, en Caracas los ciudadanos perdemos más de 2 horas y media en promedio todos los días”.

Del mismo modo, la contaminación se apropia cada vez más de los espacios caraqueños. El problema de la basura, la contaminación del aire por el descontrolado y tóxico parque automotor y la falta de espacios verdes aprovechables están haciendo de la ciudad un lugar más desagradable para vivir.

La delincuencia, el deterioro de su infraestructura y la mirada indiferente de los gobernantes, igualmente, acentúan la dificultad de convivir en la catalogada “sucursal del cielo”.

Otras ciudades venezolana que requieren atención

Todas las grandes ciudades ubicadas en la zona norte costera del país, donde se concentra el 80% de la población venezolana, están sufriendo problemáticas similares a los de la capital de Venezuela.

“Entre Cumaná, Barcelona, Maracay, Valencia, Barquisimeto y Maracaibo se concentra la mayor población urbana del país y por ende la mayor demanda de servicios. El llamado de atención a las autoridades es a que adecuen estos lugares, que se han convertido en grandes urbes, para facilitarle la convivencia a la gente”, dijo.

En el sur del país, la mayor parte de la concentración demográfica se ubica en Puerto Ordaz y Ciudad Bolívar. Estas ciudades también presentan situaciones de caos, contaminación y delincuencia que hay que atender inmediatamente, reiteró la experta.

Tendencia de las ciudades modernas

“La tendencia mundial que caracteriza a las ciudades modernas es la biosostenibilidad, el tema del equilibrio ambiental es prioritario porque todos estamos sufriendo el impacto de años de contaminación que se ha producido por el descuido de la humanidad”, manifestó.

Cuando hablamos de ciudades más eficientes nos referimos a lugares donde todo está funcionalmente sincronizado para hacer la vida más fácil y más productiva a las personas. Esta cualidad aparece en la medida en que se planifique el uso del suelo con la demanda ciudadana, se armonice la tendencia de crecimiento con la sostenibilidad ambiental y se equilibre la capacidad productiva de su gente con la competitividad mundial, explicó Bolívar.

Manifestó que anteriormente la planificación de las ciudades solo se reducía a lo físico espacial. Ahora las personas encargadas en la creación de las urbes usan planificaciones estratégicas donde se toman en cuenta todos los actores que viven en ella para plantear decisiones en miras a la programación del futuro.

“A través de este tipo de planificación se trata de conciliar intereses públicos y privados, toma en cuenta la producción del conocimiento que surge en las academias para ponerlas al servicio de las administraciones locales, trabaja en red, porque se ha demostrado que las ciudades funcionan mejor cuando hay cooperación entre los distintos niveles de gobierno y los sistemas públicos y privados”, dijo.

La inteligencia tecnológica en las ciudades

Según la experta en los últimos años las ciudades modernas se han caracterizado por utilizar la tecnología y ponerla al servicio del hombre. “Ahora se trata de usar todas aquellas innovaciones en materia tecnológica para brindar mejor servicio al ciudadano”, indicó.

Manifestó que Caracas, como las otras ciudades importantes del país, debe urgentemente recurrir a los servicios que brinda la tecnología para transformarse en lugares mejores para convivir.

Una ciudad inteligente está constantemente conectada a Internet para llevar a cabo todas las diligencias que le demande el día al ciudadano. Es inadmisible que en este siglo tengamos que gastar largos períodos de tiempo para realizar pequeñas tareas que pudiesen resolverse a través de aplicaciones, sistemas y demás medios tecnológicos.

“Las ciudades más inteligentes son las que le brindan al ciudadanos más calidad de vida”, destacó.

Sobre la existencia de este tipo de ciudades en la región latinoamericana, la experta dijo que Medellín, en Colombia; Buenos Aires, en Argentina y Rio de Janeiro, en Brasil, son las mejores calificadas. En Europa destacan Paris, Barcelona y Ámsterdam por haber desarrollado una cantidad de mejoras para el ciudadano, que son intangibles pero que realmente brindan calidad de vida.

Bolívar señaló que existen cientos de programas tecnológicas que le brindan confort a la persona. “Conozco aplicaciones que conectan las paradas de autobuses con el teléfono de la persona para indicarle el momento exacto en que puede abordarlo, unas que pronostican el estado del tiempo, otras identifican el nivel de contaminación que existe alrededor, aplicaciones que te muestran el tráfico vial y ofrecen alternativas para llegar más rápido al destino, etc.”, explicó.

La sincronización de los semáforos según el tráfico vehicular para evitar las colas y la creación de portales virtuales que te permitan pagar o presentar cualquier documento a través de internet, son algunos de los métodos que hace más eficaz la vida de los ciudadanos.

La experta afirmó que la mayoría de las ciudades del primer mundo gozan de estas características hoy en día, e indicó que todas deben transitar hacia ese mismo camino.

La ONU dedica un día al reconocimiento de las ciudades

En el año 2013 la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) decidió designar al 31 de octubre como el Día Mundial de la Ciudad, con el objetivo de recordar el deber de los gobiernos en planificar, conservar y ampliar las ciudades bajo principios sostenibles para el desarrollo económico y social generalizado de las personas.

Con la conmemoración de este día también se busca hacer conciencia en los siguientes aspectos:

  • Actualmente, la mitad de la humanidad (3,5 mil millones de personas) vive en ciudades.
  • Para el año 2030, casi el 60% de la población mundial vivirá en zonas urbanas.
  • El 95% de la expansión urbana en las próximas décadas será en países en vías de desarrollo.
  • 828 millones de personas viven en barrios precarios y el número sigue aumentando;
  • Las ciudades del mundo ocupan sólo el 3% de la superficie de la Tierra, pero representan el 60 a 80% del consumo de energía y el 75% de las emisiones de carbono.
  • La rápida urbanización está ejerciendo presión sobre los suministros de agua dulce, aguas residuales, las condiciones de vida y la salud pública.
  • La alta densidad de las ciudades puede aportar mejoras en la eficiencia y la innovación tecnológica, mientras se reduce el consumo de recursos y energía.[1]

Al pasar el tiempo las ciudades han cambiado, ahora nos encontramos con lugares que buscan responder las necesidades de sus habitantes de manera más eficiente.

Muchas organizaciones a nivel mundial están trabajando en pro de rescatar el ecosistema de las urbes para asegurar la calidad y desarrollo de vida de sus habitantes. Asociaciones como ONU-Habitat; el Grupo de Liderazgo Climático, conocido como el C40, e iniciativas como City for Life se reúnen constantemente para generar alternativas que hagan de las ciudades lugares mejores para la vida.

Un trabajo de Amnistía Internacional

Síguenos por @800noticias