Cigarrillos electrónicos: descubren que emiten sustancias cancerígenas | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

Avisos publicitarios en la web promueven al cigarrillo electrónico como una alternativa para dejar de fumar cigarrillos de tabaco convencionales. Dicen que no tienen riesgos para la salud, pero un estudio de científicos de la Argentina, Estados Unidos, y Francia acaba de derribar ese mito. Los cigarrillos electrónicos también emiten sustancias cancerígenas.

El estudio se publicó en la revista Environmental Science & Technology y podría contribuir a la comprensión de los componentes del cigarrillo electrónico, que se lanzó a la venta en China en 2004. En 2008, la Organización Mundial de la Salud advirtió que no había ningún estudio que demostrara eficacia ni seguridad para aplicarlo como tratamiento para la cesación del consumo de tabaco. Pero los países adoptaron diferentes medidas.

En la Argentina, la venta del cigarrillo electrónico está prohibida desde el 9 de mayo de 2011 (aunque se lo sigue vendiendo a través de Internet). También está prohibida en Australia, Grecia, Brasil, Lituania, Panamá, Singapur, Uruguay,y Venezuela. La venta está limitada en España, Francia, Malta, y Estados Unidos (no se vende a menores), donde hay 9 millones de usuarios de cigarrillos electrónicos, según la Asociación de Comercio de Alternativas Libres de Humo. En otros países, como Inglaterra y Dinamarca, se lo considera como un tratamiento, como los parches de nicotina para dejar de fumar.

En ese contexto de debate sobre el cigarrillo electrónico y con la búsqueda de reducir las muertes por el tabaco convencional que suman más de 6 millones por año, el grupo liderado por el argentino Hugo Destaillats, doctor en química por la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, y ahora investigador del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, de los Estados Unidos, aportó nuevas pruebas: “El cigarrillo electrónico no es tan nocivo como el cigarrillo común. Pero tampoco es inocuo. Tiene 10 sustancias potencialmente peligrosas para la salud humana”, dijo Destaillats al ser entrevistado por Clarín por teléfono. Tres de las sustancias dentro del vapor del cigarrillo electrónico, el óxido de propileno, formaldehido y el glicidol, muy probablemente sean cancerígenos, de acuerdo con la clasificación de la Agencia Internacional para el Cáncer, que depende de la OMS.

Síguenos por @800noticias