Chapman deja a Yanquis por Cachorros que dan a cambio cuatro prospectos | 800Noticias
800Noticias
Deportes Beisbol

EFE

El cerrador de mayor velocidad con su recta en las Grandes Ligas, el cubano Aroldis Chapman, dejó a los Yanquis de Nueva York en Houston para viajar a Chicago, donde ya es el nuevo jugador de los Cachorros tras completarse su traspaso.

A cambio, los Cachorros, líderes de la División Central de la Liga Nacional y en busca de su primera Serie Mundial en más de un siglo, tuvieron que darle a los Yanquis una compensación, considera por muchos como demasiado costosa.

El traspaso incluyó a cinco jugadores con el torpedero venezolano Gleyber Torres, considerado como el mejor prospecto de los Cachorros, que además reciben a un pelotero que llega con antecedentes de violencia doméstica y será agente libre al final de la temporada.

Pero el talento del cerrador de 28 años está fuera de toda duda y debe ser un elemento fundamental en el bullpen de los Cachorros.

El zurdo tiene marca de 3-0 con 2.01 de efectividad y 20 salvados en 31 juegos que ha salido al montículo para trabajar con los Yanquis.

La pasada semana lanzó una recta de 101,1 millas por hora contra J.J. Hardy de los Orioles de Baltimore, e igualó el récord del pitcheo más rápido desde que Grandes Ligas empezó a llevar la cuenta en 2008.

Chapman dejó a la delegación de los Yanquis que se encuentran en Houston para una serie de tres partidos –la pasada noche ganaron el primero por 2-1–, y viajó a Chicago, donde se espera que martes, se incorpore al equipo para el juego de interligas y duelo local contra los Medias Blancas.

“Sabemos de las circunstancias que rodean la suspensión de Aroldis Chapman a inicios de esta temporada”, comentó el director ejecutivo de los Cachorros, Tom Ricketts. “Le mencioné las altas expectativas que le planteamos a nuestros jugadores y empleados tanto dentro como fuera del terreno. Aroldis indicó que puede cumplir con esas expectativas”.

Los Cachorros, al margen del riesgo de conseguir a un pelotero con problemas de imagen, también tuvieron que dar a Torres, y al lanzador Adam Warren y a dos jardineros de las ligas menores, Billy McKinney y Rashad Crawford.

Chapman se va de un poderoso trío de relevistas que formó en los Yanquis junto al dominicano Dellin Betances y Andrew Miller, que se combinaron para 203 ponches en 123 entradas y dos tercios.

El zurdo estelar cubano logró 146 salvados y efectividad de 2.17 en seis años con los Rojos de Cincinnati antes de ser cambiado a los Yanquis, el pasado diciembre, luego que se frustrase un traspaso con los Dodgers de Los Ángeles al trascender que el lanzador era investigado en el estado de Florida por violencia doméstica.

La fiscalía declinó formular cargos debido a versiones contradictorias sobre lo ocurrido, y Chapman fue suspendido para los primeros 29 juegos de la campaña, lo que le costó perder algo más de 1,8 millones de dólares de su salario anual de 11,325 millones.

Fue el primer jugador sancionado bajo el nuevo reglamento de Grandes Ligas sobre casos de violencia doméstica.

“Me siento de verdad y profundamente arrepentido. Al analizar el pasado, siento que he aprendido de este asunto y he crecido como persona”, comentó Chapman sobre el incidente de violencia doméstica, en una declaración escrita difundida por los Cachorros.

“Mi novia y yo hemos trabajado duro para fortalecer nuestra relación y para criar a nuestra hija en conjunto y quisiera tomar esta oportunidad para continuar adelante sin tener que responder preguntas sobre un evento el cual consideramos en el pasado. Respetando a nuestra familia, no comentaré más sobre este asunto”, agregó Chapman en el comunicado.

Chapman y el primera base de los Cachorros, el italiano Anthony Rizzo, fueron protagonistas de una fuerte discusión en el noveno episodio de un juego en julio de 2014 cuando estaba con los Rojos.

Pero, el pasado mes, Rizzo declaró que no tenía problema alguno con la posibilidad de que el equipo adquiriese al relevista cubano y lo tuviese de compañero.

“Estoy ansioso de tomar la loma en Wrigley Field y ayudar a mis nuevos compañeros de equipo traer un campeonato a la ciudad de Chicago”, también manifestó Champan en el comunicado.

“Decisión correcta”

Por su parte, los Yanquis se decidieron por el traspaso luego que sus agentes señalaron que no aceptaría un nuevo contrato a partir de 2017 y entraría en el mercado de los agentes libres.

“Esta fue una decisión bastante fácil de tomar y fue la correcta”, afirmó el gerente general de los Yanquis, Brian Cashman. “Fácil en el sentido que cedimos una pieza en una faceta en la que somos fuertes, y estamos entusiasmados con los jugadores que hemos recibido por un jugador sobre el que solo teníamos control por solo dos meses más”.

“No significa que hemos sacado la bandera blanca, es decir que nos rendimos en la lucha por estar en la fase final, pero está claro que es una nueva recolocación de las piezas que vamos a tener dentro del equipo”, señaló Cashman.

Si los Yanquis (50-48) siguen perdiendo terreno, podrían hacer más cambios. Miller (con un contrato que lo ata hasta 2018)) podría ser traspasado.

Además, el abridor dominicano Iván Nova, el boricua Carlos Beltrán y Mark Teixeira, todos agentes libre al final de la campaña, interesan a otros equipos y podrían también salir de los Yanquis.

“Creo que cuando se presente una buena oferta, vamos a hacerle una recomendación de los dueños y ellos nos dirán que quieren hacer”, indicó Cashman.

Los Yanquis están 7,5 juegos detrás de los Orioles, líderes de la División Este de la Liga Americana, y 4,5 debajo de los Azulejos de Toronto en la disputa por el segundo comodín de la Americana.

Los Astros y los Tigres de Detroit también se encuentran sobre Nueva York en la pelea, de ahí la importancia de la serie que disputan los Yanquis con el equipo de Houston.

Síguenos por @800noticias