Cerro Porteño de César Farías no pudo de visita al Corinthians | 800Noticias
800Noticias
Deportes

AFP

Corinthians quería venganza y lo consiguió. Venció a Cerro Porteño este miércoles por 2-0 en Sao Paulo y recuperó el liderato del Grupo 8 de la Copa Libertadores de América 2016.

Lucca, a los 22 minutos, abrió el marcador en este partido para limpiar el honor de un ‘Timao’ todavía en reconstrucción después de la desbandada de seis titulares en el verano austral.

Y Víctor Mareco, a los 61, le dio una ayuda a los del técnico Tite, con un autogolazo de cabeza.

El ‘Timao’ recuperó la punta del Grupo 8 de la Libertadores, con nueve puntos, y viajará en dos semanas a El Campín de Bogotá para enfrentar al sublíder de la llave, el colombiano Independiente Santa Fe.

Pero además cobró revancha de la derrota de la semana pasada (3-2) en Asunción, en un intenso partido donde los brasileños comenzaron por delante, perdieron a dos futbolistas expulsados y anotaron un penal a tres minutos del final.

“Los juegos de la Libertadores demandan mucha raza. Conseguimos el gol en el momento correcto”, dijo Giovanni Augusto.

Cerro Porteño enfrenta en la quinta fecha al chileno Cobresal.

El local mantuvo el control del partido en los primeros 45 minutos, con Tite plantando sus zagueros más adelante en un esquema bien ofensivo.

El primer ataque vino con un misil de Maycon que dio en el palo, cuatro minutos después del pitazo inicial del argentino Patricio Loustau.

“Tuve el chance, podría haber finalizado mejor, pero salimos bien, con un buen resultado. Así es la Libertadores, juegos pegados”, dijo el volante después del partido.

La jugada del gol la abrió Fagner por la derecha antes de centrar para Bruno, que no pudo rematar. Ahí salió oportuno el mediocampista para completar el trabajo y abrir la pizarra.

Poco después, Uendel no le llegó al centro de Giovanni Augusto, que parecía otro tanto para ampliar el marcador.

El segundo tiempo fue más equilibrado aunque el equipo no pasó por grandes sustos. El combinado brasileño no pudo mantener la intensidad, pero contó con la suerte del autogol.

Lucca centró al área y el zaguero Víctor Mareco en un intento de desviar, mandó el balón al fondo de la red de su compañero Anthony Silva.

El ‘Ciclón’ intentó descontar, pero la defensa paulista supo neutralizar cualquier intento de ataque.

La hinchada del Corinthians sueña aún con ver a ese intratable equipo que conquistó el pasado Brasileirao con tres jornadas de antelación.

Síguenos por @800noticias