Cavidea reporta situación crítica por escasez de materias primas | 800Noticias
800Noticias
Economía

La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) precisó que la deuda del Gobierno nacional con los proveedores del sector subió a 1.022 millones de dólares, cifra que anteriormente oscilaba en 800 millones de divisas americanas.

Pablo Baraybar, presidente de Cavidea, aseguró que la industria no es la que necesita dólares, sino los proveedores de materias primas que no se fabrican en el país y son indispensables para la producción de alimentos.

“En la industrias de alimentos no requerimos dólares, vendemos en bolívares y podemos trabajar en bolívares. Los que requieren dólares son los proveedores que nos mandan materia prima e insumos”, dijo al descartar cualquier conspiración para sustraer los dólares del país, tal como han sido señalados por el Gobierno nacional.

La capacidad instalada del sector está en niveles muy bajos, debido a que los créditos de sus proveedores fueron copados y estos se niegan a continuar con enviando insumos, hasta que no se pague parte de los compromisos.

“Si estuviéramos en un país sin control de cambio la responsabilidad de tener materia prima es de las empresas, pero aca la responsabilidad es del que da los dólares, si el no nos da divisas, no podemos comprar materia prima”.

Tenemos unos créditos que se han copado. El proveedor le dice que pague una parte y si no no se le puede despachar.

Baraybar recordó que con los 8 mil millones de dólares aprobados por el presidente Nicolás Maduro al sector, se puede subsanar la deuda que solo representa el 12% e invertir en producción nacional.

“Proponemos hacer mesas técnicas y sentarnos a buscar la mejor fórmula, que tenga en cuenta la caída de ingresos en dólares, pero con los saldos disponibles y estos 8 mil podamos mantener el nivel de producción del año pasado”, dijo.

Además sostuvo que la planificación implicaría un esquema de priorización a través de un presupuesto de divisas para que se importe la materia prima realmente necesaria e inclusive lo no tan prioritario se compre a una tasa mayor al Sicad.

“Por cada dólar que se usa para comprar un producto terminado, podemos producir cinco veces más”, agregó el presidente de Cavidea.

ALGUNOS DATOS

El sector alimenticio es uno de los más inspeccionados por el Gobierno. Los controles no dejan de ser férreos. En un año, las distintas empresas han recibido alrededor de 5 mil visitas e inspecciones.

Por otro lado, la distribución de comida está vigilada por los respectivos funcionarios. Baraybar sostiene que en una sola empresa se pueden emitir más de 2 mil guías diarias, que representan el control del despacho para los alimentos.

Por ello, rechaza que el Gobierno señale a los empresarios de desviar los alimentos.

“Eso es imposible. Los camiones de comida son inspeccionados en todas las vías. Si un funcionario detiene a un camión y no tiene la guía detallada, le decomisa la mercancía y la vende”, aseguró.

800Noticias/Odell López

Síguenos por @800noticias