Cardenal Urosa invitó a revivir la fe en el jubileo de la Misericordia | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

NDP.- “Esta noche, y todo este tiempo de Navidad, son propicios para que renovemos y fortalezcamos nuestra fe en el Señor. El niño que nació en Belén no es un niño cualquiera, no es un niño prodigio o sabio, ni solamente poderoso. Es todo eso y mucho más Es el Mesías, pero aún más: es el mismo Dios hecho hombre, nuestro redentor y salvador”.

De esta manera el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino, predicó durante la Misa de Nochebuena, en la catedral metropolitana de Caracas, donde estuvo acompañado del Deán del Capítulo, monseñor Adán Ramírez Ortiz, algunos sacerdotes, diáconos permanentes y de manera especial un grupo de seminaristas a quienes dedicó buena parte de su homilía titulada: “Navidad en el Año de la Misericordia”.

Con vivo entusiasmo dijo que a Jesús “lo adoramos, lo reconocemos como Dios con nosotros, portador de la misericordia divina al hombre sumido en el mundo hostil de las guerras, de la delincuencia, del aborto y de la droga, de la injusticia y la opresión, de la crueldad y el horror”.

Sostuvo que el Niño Dios vino a librar de todos esos males al ser humano cargado y abrumado por el peso del pecado. “Jesús, nos dice el Papa Francisco, es el rostro de la misericordia del Padre. Porque es el mismo Dios humanado”, precisó Urosa.

El cardenal Urosa también recordó que los católicos están en pleno Año de la Misericordia, tiempo en que la Iglesia por indicación del Papa Francisco, dedica a contemplar las maravillas del inmenso y misericordioso amor de Dios, “para apreciarlo cada vez más, y para llegar a ser (…) misericordiosos como nuestro Padre celestial”.

“Y ¿qué es la misericordia?”, se preguntó el primado de la Iglesia católica en Venezuela. “Misericordia es compasión, clemencia, piedad; es bondad que se acerca a alguien que necesita ayuda, que se encuentra en una situación penosa, difícil, negativa”, se respondió. “Eso es lo que ha hecho Dios al enviar a su Hijo único”, según dejó claro en el ambiente marcado por la alegría de esta fiesta de Navidad.

Explicó que Jesús vino “a encarnarse, a hacerse carne humana”; a nacer como cualquiera persona, “y siendo semejante en todo a nosotros, menos en el pecado, enseñarnos el camino de la verdadera vida, de la salvación, de la felicidad en esa vida y en la eternidad”.

De igual manera ilustró acerca de otra pregunta que con frecuencia se hacen los hombres: ¿Qué es la Navidad? Su respuesta fue: “Navidad es la manifestación más hermosa y sublime de la bondad de Dios. Y por eso la Navidad es una época tan hermosa, sugestiva y querida por todos los venezolanos, aún por los no creyentes”.

Síguenos por @800noticias