Cardenal cubano difiere de Obama sobre la reconciliación: “Hay agravios que no se olvidan” | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP

El cardenal cubano Jaime Ortega afirmó este viernes que la reconciliación nacional, así como entre Cuba y Estados Unidos, debe hacerse sobre el “perdón” y no olvidando la historia como pidió el presidente Barack Obama en su reciente visita a la isla.

“Entre los países, entre nosotros hace falta el perdón, ¿por qué? Porque la historia no se olvida fácilmente, hay agravios que no se olvidan, no se pasa una página fácilmente, porque hay que perdonar agravios”, dijo Ortega en su homilía del Viernes Santo, en la catedral de La Habana, televisada a todo el país.

El cardenal recordó que en su discurso, pronunciado el martes en el Gran Teatro de La Habana y transmitido por la televisión cubana en vivo a todo el país, Obama señaló que había que pasar la página y dejar atrás la historia.

“Ha llegado el momento de que dejemos atrás el pasado. Ha llegado el momento de que juntos miremos hacia el futuro –un futuro de esperanza”, dijo el presidente estadounidense en el discurso, en el tercer y último día de su histórica visita a Cuba.

“Y no será fácil, y habrá reveses. Tomará tiempo”, admitió Obama.

El cardenal Ortega opinó que “en esto hay una gran dificultad, no se pasa la página y no se deja atrás la historia porque la historia es necesaria y la historia es maestra de la vida como dijo el pensador griego y hace falta tenerla siempre presente y sin embargo tenemos que vivir reconciliados”.

Indicó que la reconciliación entre cubanos emigrados y los que viven en la isla, es una “palabra que no se ha entendido ni en esta orilla ni en la otra orilla por muchos de nuestros hermanos, (aunque) por otros sí”.

“No se tiene que olvidar la historia, tenemos que sobreponernos a la historia por el perdón”, concluyó el cardenal.

Ortega fue la primera personalidad cubana con la cual Obama conversó en su reciente visita a Cuba. Tras recorrer el casco histórico bajo una pertinaz llovizna, Obama visitó la catedral y se entrevistó en privado con Ortega.

La Iglesia Católica, y el particular el papa Francisco fueron mediadores en las negociaciones secretas que condujeron al deshielo entre Cuba y Estados Unidos, que restablecieron relaciones en julio de 2015, tras 53 años de distanciamiento hostil.

Síguenos por @800noticias