Caracas dio el primer paso ante Aragua en Copa Venezuela | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Caracas venció por la mínima (0-1) al Aragua en el partido de ida de su llave por los octavos de final de la Copa Venezuela 2015.

Los rojos del Ávila, que eliminaron con comodidad a Petroleros de Anzoátegui en la primera fase (global de 6-1) extendieron el invicto que arrastran desde el pasado 15 de marzo y que ya va por 18 partidos, sumando lo hecho en la recta final del Clausura, con su arranque en el Torneo de Adecuación y su andar en la presente edición de la Copa.

Sin embargo, hay que recordar que en el Adecuación se les perdió el gol (360 minutos sin anotar), por lo que se puede decir que sus mejores presentaciones se están dando en Copa.

El partido de ayer, ante Aragua, fue de ida y vuelta en varios pasajes, a pesar de que solo una vez agitaron las redes. En los minutos iniciales, Caracas se aproximó al gol a través de Armando Maita con un cabezazo, y luego fue Christian Flores quien se mostraba listo para fusilar al meta Rafa Ponzo, pero una pierna salvadora se atravesó y mandó el balón por fuera.

El ansiado gol cayó poco antes del descanso y tuvo la firma de Diomar Díaz, un jugador que ha gozado de pocos minutos en lo que va del semestre.

Fue un chispazo, de esos que confirma el talento del que goza Díaz: controló el balón con el pecho, giró y se lo acomodó para su pierna más hábil, dejando en el camino a un rival. Cuando vio que tenía el espacio, no dudó y sacó un remate potente y alto que superó los reflejos de Ponzo. Un golazo. Y recibiendo ese balde de agua fría, los jugadores del Aragua se fueron a los vestuarios del Hermanos Ghersi.

Para el complemento, el conjunto local regresó decidido a buscar el empate y mostró más volumen; sin embargo, fue Caracas el que estuvo cerquita de estirar la ventaja cuando Maita recibió un pase con el suficiente tiempo y espacio para acomodarse y sacar el riflazo, pero su disparo fue de frente a Ponzo.

Aragua sufrió otro duro golpe cuando Jesús Meza deja la cancha lesionado y con notables gestos de dolor. Aún así al minuto 82 Rubert Quijada tuvo que salvar al Caracas con un despeje sobre la línea de gol después de una mala salida del meta Yonathann Yustiz.

Para cerrar, Miguel Mea Vitali exigió a Ponzo al 90+2. No hubo tiempo de más y Caracas jugará la vuelta en casa y con ventaja.

Fuente: Lider

Síguenos por @800noticias