Canal ruso emitirá documental sobre el dopaje legal en occidente | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

El Canal Uno de la televisión estatal rusa emitirá el próximo lunes un documental que acusa a diversas autoridades deportivas, incluida la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), de permitir el dopaje legal a deportistas occidentales disfrazado de tratamientos terapéuticos.

“La investigación destapa el problema del dopaje legalizado y sistemático de deportistas extranjeros. Sus autores descubren que muchos de los historiales médicos de conocidos deportivas son falsos. Los deportistas se dopan con la excusa de tratamientos terapéuticos pero seguramente no están enfermos”, adelanta un comunicado del Canal Uno.

Destacados funcionarios deportivos internacionales, entre ellos el sueco Arne Ljungqvist, vicepresidente de la AMA entre 2007 y 2013, ponen en duda la extendida práctica de autorizar el consumo de sustancias prohibidas a deportistas que presuntamente sufren enfermedades crónicas.

“Cuando se empezó a hablar de las excepciones terapéuticas, gente muy importante en la dirección del Comité Olímpico Internacional (COI) observó que si alguien estaba realmente tan enfermo como para necesitar tomar sustancias prohibidas no debería siquiera competir”, dice Ljungqvist en el documental.

El año pasado, según estadísticas ofrecidas en el documental, la AMA autorizó 1.330 tratamientos con sustancias prohibidas a deportistas de elite a modo de excepción, un 50 por ciento más que el año anterior y el doble que en 2013.

El filme cuenta con la participación del exjefe del Laboratorio Antidopaje de Suiza, Martial Saugy; el exdirector del Comité Médico del COI, Patrick Shamash; el exentrenador de la selección italiana de atletismo, Sandro Donati, y el exdirector del Laboratorio Antidopaje del Comité Olímpico de EEUU, Don Catlin.

A comienzos del pasado mes de septiembre, el grupo de piratas informáticos autodenominado ‘Fancy Bear’ -identificado por la AMA como un grupo de espionaje ruso- reveló los nombres de los deportistas a los que se permitió tomar sustancias prohibidas durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

La filtración implicó a varias campeonas olímpicas de Estados Unidos, entre ellas las hermanas Serena y Venus Williams (tenis), y la gimnasta Simone Biles, una de las grandes estrellas de Río tras colgarse cuatro oros, en el consumo de sustancias de dopaje.

Biles, según la filtración, dio positivo en las pruebas de dopaje que se efectuaron en agosto, pero no fue suspendida y acabó ganando cinco medallas.

Tras conocerse que está incluida en el programa de Exenciones de Uso Terapéutico (TUE) de la AMA, Biles admitió que desde niña sufre un Transtorno por Déficit de Atención por Hiperactividad (TDAH), alteración del comportamiento que se trata con psicoestimulantes.

También la Federación Internacional de Tenis confirmó que los documentos sacados a la luz por los piratas informáticos son “auténticas exenciones terapéuticas” que se concedieron “en el marco del programa antidopaje del tenis y de acuerdo con los estándares internacionales de la AMA”.

Síguenos por @800noticias