Caída histórica del peso mexicano ante el triunfo de Donald Trump | 800Noticias
800Noticias
Economía

Con información de BBC Mundo

La noche electoral en Estados Unidos fue larga. Del otro lado de la frontera fue bien oscura para los bolsillos de los mexicanos. Y el impacto quizá sea aún más profundo.

Con una caída de más del 13%, el peso sintió con fuerza el golpe de la victoria de Donald Trump en las elecciones de este martes.

Así lo fue durante toda la campaña, bastaba alguna buena noticia sobre el candidato republicano para que la moneda de México se depreciara.

Y en el día de los comicios, esta regla se no rompió. Así es que en las últimas horas el peso pasó de cotizarse a 18,5 unidades por dólar a 20,74, un mínimo histórico para la moneda mexicana con respecto a la divisa estadounidense.

En las semanas previas a la elección distintos análisis estimaban que una victoria del republicano podría llevar el peso hasta las 24 o 25 unidades por dólar y un triunfo de Hillary Clinton, calculaban, lo dejaría en torno a los 18-19 pesos por dólar.

Se está a la espera ahora de cómo reaccionará el gobierno. Por lo pronto, pasada la medianoche local se anunció una conferencia de prensa a las 7 de la mañana (13 GMT) en la que estarán el el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y el gobernador del Banco de México (banco central), Agustín Carstens.

En las semanas previas a la elección, distintos análisis estimaban que una victoria del republicano acercaría el peso hasta las 25 unidades por dólar y un triunfo de Hillary Clinton, calculaban, lo dejaría en torno a los 18-19 pesos por dólar.

Las consecuencias

Donald Trump con los pulgares arriba.Mientras el candidato republicano espera el recuento de votos, el peso mexicano cae en su cotización.

La dependencia comercial entre ambos países sumada a las amenazas del republicano de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés) y de construir un muro en la frontera entre ambos países y obligar a México a pagarlo, han sacudido al peso pues los mercados temen que la moneda sufra con Trump en la presidencia.

El republicano habló durante la campaña sobre imponer un arancel de 35% para importaciones desde el vecino del sur. Esto tendría un impacto enorme en la economía de México, que el año pasado exportó bienes y servicios por US$316.400 millones con EE.UU. y logró un superávit comercial bilateral de US$49.200 millones.

El gobierno mexicano aseguró la semana pasada estar discutiendo un plan de contingencia en caso de una derrota de la candidata demócrata y reconoció quehabría “volatilidad” en los mercados con la llegada de Trump a la presidencia.

No se descarta que el Banco de México decida volver a aumentar la tasa clave de interés (de 4,75%), como hizo en septiembre y en otras dos ocasiones este año.

Sin embargo, las autoridades no han dado indicios de qué podrían hacer para contener una caída más pronunciada de la moneda.

Un dólar caro afecta principalmente a los mexicanos que cuentan con créditos en esa divisa, golpea a quienes deben realizar importaciones por su actividad económica y a quienes viajan al exterior.

La principal preocupación pasa por la posibilidad de que un peso más débil genere presiones inflacionarias al incrementarse el costo de las importaciones y este deba ser absorbido por los consumidores y no las empresas.

Como contrapartida, con un peso más barato son los sectores exportadores y el turismo los que más se benefician.

Horas antes de que se conocieran los resultados, cuando Trump se encaminaba a la victoria, el peso empezaba a sufrir.

Cuánto terminará hundiéndose la divisa es una más de las incertidumbres generadas tras una de las elecciones más dramáticas de la historia de Estados Unidos.

Síguenos por @800noticias