Cadáver hallado en España “parece ser” de la estadounidense desaparecida | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Madrid, España | AFP La policía española encontró un cadáver que “parece ser” el de la estadounidense de 40 años desaparecida en abril cuando peregrinaba por el Camino de Santiago, informaron este sábado las autoridades después que la víspera fuese detenido un sospechoso.

“Los restos que han aparecido ayer parece que son efectivamente los de Denis y que hay fundadas sospechas de que el autor pudiera ser el hombre que ayer fue detenido”, informó a los periodistas el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tras reunirse con los responsables de la investigación en el lugar.

Denis Pikka Thiem, de 40 años y origen asiático, que recorría en solitario el Camino de Santiago, no había vuelto a dar señales de vida desde el 4 de abril, cuando escribió un mensaje a una amiga diciéndole que estaba en Astorga, en el norte de España.

Un juzgado de instrucción de esa localidad había ordenado el viernes la detención de una persona, cuya identidad no fue divulgada, en el marco de la investigación por la desaparición de la estadounidense, informó por su parte el tribunal superior de justicia de la región de Castilla y León.

El sospechoso, un hombre de 39 años según la prensa española, fue trasladado tras su detención a una finca de su propiedad cerca de Astorga, precisó la justicia en un comunicado.

“Allí, el detenido ha conducido a la policía hasta un cadáver en avanzado estado de descomposición y escondido entre ramajes”, afirmó. “A falta de las pruebas pertinentes, el cuerpo sin vida hallado parece ser el de la peregrina estadounidense”, agregó.

El cadáver fue trasladado a la vecina Ponferrada para practicarle la autopsia.

En el transcurso de la investigación, la policía española contactó con unas 200 personas de 20 nacionalidades que tuvieron contacto con Thiem, aseguró Fernández Díaz. Cientos de miles de peregrinos de los cinco continentes realizan cada año el tradicional camino a pie hasta la ciudad de Santiago de Compostela.

Según el ministro, el FBI estadounidense fue informado de avance de las investigaciones, iniciadas el 20 de abril y que aún no han concluido.

La búsqueda de la norteamericana se había reanudado el jueves, había anunciado la policía, que movilizó a unas 300 personas de unidades de intervención, de caballería, de guías caninos y de la policía científica, así como un helicóptero.

Entre julio y agosto, el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, los padres de la mujer desaparecida, originarios de Arizona, y el senador estadounidense John McCain intercambiaron correos, en los que la familia pedía más información y el senador una intervención del FBI sobre el terreno.

Los agentes españoles “muy profesionales y experimentados (…) tienen varias líneas de investigación abiertas”, les respondió Rajoy el 24 de agosto.

El sospechoso detenido debía pasar “a disposición judicial en las próximas horas”, según el comunicado de la justicia. “La juez que instruye la causa ha decretado el levantamiento del secreto” de la investigación, precisó.

 

Desaparecida el 5 de abril

El jueves las fuerzas de seguridad reactivaron la búsqueda de esta mujer, en la que un amplio dispositivo policial, con medios aéreos, unidades de Policía Judicial y de Seguridad Ciudadana, además de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha trabajado sobre un mapa de puntos clave para precisar las pesquisas.

La peregrina, de 41 años y de origen asiático, desapareció en Astorga (León) el pasado 5 de abril cuando hacía en solitario el Camino de Santiago.

La última vez que se vio a Denise fue en Astorga, desde donde, según ella misma habría comentado, se dirigía a la localidad de El Ganso en una etapa del Camino de Santiago.

Durante cerca de un mes, Denise fue realizando la ruta y su recorrido se podía seguir a través de las diferentes fotografías que realizaba de los lugares que visitaba y que colgaba en una cuenta privada de una red social.

Según esta cronología, la última foto fue tomada el día 3 de abril en un lugar sin identificar, aunque apareció en su cuenta de la red social un día después.

Las investigaciones también han aclarado que la última vez que sacó dinero del cajero, 50 euros, fue el 1 de abril, mientras que el último día que se comunicó con una amiga a través de internet fue el día 4.

Esa tarde, Denise Pikka mostró su credencial de peregrina en el albergue de San Javier, cercano a la catedral de Astorga, tal y como refleja el registro de este hostal para peregrinos.

Al día siguiente, Domingo de Resurrección, desayunó en la cafetería Gaudí, según las declaraciones de varios peregrinos, perdiéndose su pista en la iglesia de Santa Marta, aledaña a la catedral maragata.

Según su último mensaje en la red, planeaba asistir a misa y emprender luego una etapa de 14 kilómetros hasta la localidad de El Ganso, ya que le habían informado que tenía “un albergue decente”, se recogía en su último mensaje.

 

Síguenos por @800noticias