Bolivia ve innecesario activar Carta Democrática para Venezuela | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El Gobierno boliviano afirmó este miércoles que es innecesario activar la Carta Democrática para Venezuela porque en ese país no se ha interrumpido la democracia, y criticó la decisión en ese sentido del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro.

En declaraciones a los medios en La Paz, el ministro boliviano de Exteriores, David Choquehuanca, sostuvo que “no es necesario activar la Carta Democrática” para Venezuela porque en ese país “hay un presidente elegido democráticamente, no hay dictadura” y el Parlamento está en funcionamiento.

“Nos preocupa lo que está pasando en Venezuela, pero también nos preocupa la actitud del secretario general, que desde ningún punto de vista es aceptable porque en Venezuela hay democracia, hay un presidente elegido democráticamente”, afirmó Choquehuanca.

Según el canciller de Bolivia, Almagro debería apoyar mecanismos de diálogo como el activado por la Unión de Naciones de Sudamericanas (Unasur), “para que los venezolanos y quienes vivimos en esta región podamos resolver estos problemas entre nosotros, sin intromisión de ningún organismo”.

“La tarea del secretario general no es dar instrucciones a los presidentes, no es generar división, su tarea es coordinar”, agregó.

Almagro activó el martes la Carta Democrática a Venezuela, lo que puede llevar a su suspensión del ente, por considerar que hay una “alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático”.

El asunto es abordado este miércoles en Washington en una sesión extraordinaria de la OEA que no ha podido avanzar por el desacuerdo entre el bloque liderado por Venezuela y el que encabeza Argentina.

Choquehuanca destacó la iniciativa de diálogo en Venezuela impulsada por la Unasur y por los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).

Señaló que la OEA no debería adoptar ninguna resolución “sin la participación de Venezuela” porque eso “sería intromisión”.

Más temprano, el presidente boliviano, Evo Morales, cuestionó la decisión de Almagro, que tildó de “agresión” y afirmó que antes era el presidente de EE.UU., Barack Obama, el que actuaba de esa forma.

Morales también pidió al secretario general de la OEA que no sea un “instrumento de intervencionismo”.

Síguenos por @800noticias