Bolivia acusa a WikiLeaks que EEUU conspiró en 2008 contra Morales | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

La Paz, Bolivia | AFP | Bolivia volvió a acusar este martes al Departamento de Estado, en base a documentos publicados por WikiLeaks, de haber alentado planes conspirativos y de asesinato del presidente Evo Morales en 2008, versiones calificadas de “falsas y absurdas” por la embajada de EEUU.

El gobierno hizo la denuncia, basado en un libro escrito por Alex Main y Dan Beeton, del Centro para la Investigación Económica y Política con sede en Washington, que menciona datos de WikiLeaks, pero la embajada estadounidense precisó en un comunicado que esas versiones “son absolutamente falsas y absurdas”.

Además, “este tipo de acusaciones infundadas no contribuyen a mejorar las relaciones bilaterales”, resentidas desde 2008 por la expulsión recíproca de embajadores, añadió el comunicado.

El ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, insistió este martes que “elementos claros y objetivos podemos encontrarlos ahora con estos textos de WikiLeaks, cables que dan cuenta que la embajada norteamericana intervino en todo ese proceso”.

No es la primera vez que el gobierno responsabiliza a EEUU de haber apoyado una conspiración y eventual magnicidio contra Morales.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, afirmó de su lado que en los primeros años de mandato de Morales, que asumió en 2006, EEUU apoyó brotes conspirativos y divisionistas, a través de las gobernaciones opositoras de Santa Cruz (este), Tarija (sureste), Chuquisaca (sureste), Beni (este) y Pando (norte).

En abril de 2009 la Policía boliviana irrumpió en un hotel de Santa Cruz y abatió a tiros al boliviano-croata Eduardo Rózsa y a sus compañeros Michael Dwyer (irlandés) y Arpad Magyarosi (rumano-húngaro), contratados supuestamente por la derecha para asesinar a Morales y dividir el país.

Los nexos diplomáticos entre La Paz y Washington están seriamente afectados desde 2008 cuando Bolivia expulsó al embajador de EEUU por apoyar una conspiración interna contra Morales. Washington hizo lo propio luego por reciprocidad con el representante boliviano.

Poco después el gobierno expulsó también a la agencia antidroga DEA y en 2013 a la oficina de cooperación Usaid.

En agosto pasado Morales había expresado el deseo de recomponer sus relaciones con Estados Unidos y reponer embajadores, tras lo cual el mandatario señaló que era “deseable pero no decisivo” el nombramiento de representantes diplomáticos.

La cancillería boliviana ya había solicitado en diciembre de 2014 una reunión de alto nivel entre Morales y el presidente estadounidense, Barack Obama, pero Washington no dio aún una respuesta oficial.

Síguenos por @800noticias