Beatificación de la Madre Carmen Rendiles será el 16 de junio en el estadio Universitario | 800Noticias
800Noticias
Religión

Con información de Globovisión

Finalmente se conoció la fecha…El acto de beatificación de la Madre Carmen Rendiles se realizará el sábado 16 de junio en el estadio Universitario de Caracas. Todos los feligreses han sido invitados, ya que serpa una ceremonia abierta al público.

El padre Berardino Barrancini fue el encargado de ofrecer la información durante una entrevista en Globovisión.

Detalló que la Iglesia Católica venezolana tras recibir la noticia de su tercera beata y primera caraqueña, empezó a planificar una serie de actividades, entre ellas eucaristías y vigilias.

La religiosa es elevada a los altares luego de aprobarse un milagro ocurrido en la doctora Trinette Durán de Branger, el 18 de julio de 2003.

¿Quién fue la Madre Carmen Rendiles?

Carmen Rendiles Martínez fue una monja venezolana que nació en Caracas el 11 de agosto 1903, y falleció el 9 de mayo de 1977. Llegó al mundo sin uno de sus brazos, el izquierdo; sin embargo, ello no le impidió actuar con normalidad desde pequeña y luego sentirse atraída por la vida religiosa. El 25 de febrero de 1927, entró a una comunidad de origen francés llamada Congregación Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento.

Tenía 33 años de edad cuando asumió como maestra de novicias en Caracas. En 1947, fue nombrada Superiora de la misma casa; y en 1951, es designada Superiora Provincial. En 1950 fundó una casa en San Cristóbal para que funcionara como colegio, y en 1951 sus hermanas comienzan a trabajar en el Seminario Diocesano de San Cristóbal. En 1952 inician labores en Cúcuta; y en 1954, se ocuparon del Palacio Arzobispal y de la Catedral de Caracas, a petición del Arzobispo Rafael Arias Blanco.

En 1955, se pone en funcionamiento el Colegio Belén de Caracas en un terreno donado por un cuñado a Madre Carmen cuatro años antes; y en ese mismo año, en La Punta, Estado Mérida, comienzan las actividades del Colegio Nuestra Señora del Rosario. En 1959, la religiosa donará a la Congregación su casa paterna ubicada en El Paraíso, Caracas, para atender la educación de niñas de escasos recursos.

La nueva congregación venezolana. En tiempos en que estaba la Madre Carmen Rendiles al frente de la Congregación en América, se suscitaron en Francia importantes cambios que no fueron compartidos por las hermanas de Venezuela y Colombia.

Luego de consultar a las religiosas y autoridades eclesiásticas del momento, procedió a guiar el proceso de separación de la comunidad francesa hasta su culminación. Con ello nació la nueva comunidad religiosa de origen venezolano apoyada por el Cardenal José Humberto Quintero, Arzobispo de Caracas: la Congregación de Siervas de Jesús, en el año 1966. Carmen Rendiles fue nombrada Superiora General, cargo que desempeñó con dedicación hasta su fallecimiento, el 9 de mayo de 1977.

Cronología del Proceso de Beatificación

La causa de santidad de la Madre Carmen fue abierta en marzo de 1995, durante el papado de Juan Pablo II. El 5 de julio de 2012, el papa Francisco reconoció las “virtudes cristianas en grado heroico”, declarándola “Venerable” de la Iglesia, hecho que el cardenal Urosa Savino consideró como “un paso muy importante en el camino hacia la beatificación”.

Luego, del 1 de febrero al 18 de septiembre de 2014 se realizó en Caracas el estudio del presunto milagro atribuido a la intercesión de la Madre Carmen Rendiles. Ahora el milagro ha sido aprobado por la Santa Sede.

¡El milagro! La sanación del brazo

Trinette Durán de Branger experimentó en carne propia el milagro que lleva a los altares a la Madre Carmen Rendiles. Es médica cirujana y durante muchos años ejerció su profesión en el hospital Miguel Pérez Carreño de Caracas.

El 20 de mayo de 2003 mientras realizaba una operación a un paciente de tumor de colon como cirujana principal, recibió una fuerte descarga eléctrica en el brazo derecho que quemó su guante y los dedos índice y pulgar a causa de un cable sin protección. Afortunadamente, Trinette y el paciente quedaron con vida. Sin embargo, la doctora Durán de Branger quedó sufriendo en su brazo derecho, a tal punto que se consultó con más de veinte médicos que no lograban calmar los insoportables dolores.

Para el 18 de julio de 2003, tenía programado operarse el brazo, incluso, con el riesgo de perderlo. Ese día pasó temprano por el Colegio Belén de las Siervas de Jesús, en Caracas. Allí habló con Sor María San Luis, hermana de sangre de la Madre Carmen Rendiles. La religiosa le dijo que “Madre Carmen la curaría de su dolencia”.

Ambas mujeres ingresaron a un oratorio donde solía descansar la nueva beata venezolana. Allí estaba un cuadro de Madre Carmen que la hermana San Luis quería que Trinette pintara. “Al ver el cuadro e implorar su curación a la madre Carmen, salió del borde del cuadro un hermoso rayo de luz que alumbró toda la habitación y llegó hasta su hombro”, cuenta en su testimonio la doctora Trinette Durán de Branger.

La mujer sintió un intenso calor entrar por su cabeza y penetrar en su brazo, y fue tan impactante el momento que perdió por un momento el conocimiento. En ese mismo instante, su brazo, inexplicablemente, quedó restablecido totalmente. No usó más férula, ni fue realizada la operación porque había sido sanada.

El domingo siguiente en una Misa del Colegio Belén se reunió toda su familia para dar gracias a Dios por tan gran favor por intercesión de Madre Carmen. En la homilía el sacerdote que oficiaba se refirió a la falta de un brazo de la Carmen Cabriles y fue cuando la familia de Trinette se enteró que a la religiosa siempre le había faltado un brazo. La doctora Trinette da testimonio de su curación súbita, también los médicos que la trataron, su familia y demás conocidos. Hoy está completamente curada.