Ban Ki-moon se reúne con Abas para pedir fin de violencia | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Ramala, Territorios Palestinos | AFP El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, presionará el miércoles al presidente de la Autoridad palestina Mahmud Abas para que haga cuanto pueda para frenar la “peligrosa escalada” de violencia en Jerusalén, Israel y Cisjordania.

La reunión con Abas, prevista para las 9h30 GMT, tiene lugar al día siguiente de la entrevista de Ban con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, que rechazó cualquier responsabilidad en la actual crisis.

Mientras Ban intenta mediar en la crisis, la violencia continúa en el terreno.

El miércoles soldados israelíes hirieron a una palestina de 15 años, que se acercaba empuñando un cuchillo de la colonia de Yitzhar, informó el ejército.

El martes la violencia dejó un balance de cuatro palestinos muertos en dos ataques con cuchillo y en otro con un automóvil, así como dos israelíes heridos.

Desde el inicio de este nuevo ciclo de violencia el 1º de octubre pasado, han muerto 47 palestinos (más de la mitad abatidos tras una agresión o un intento de ataque) y un árabe-israelí, ochos israelíes y un eritreo, confundido con agresor.

El martes, Ban advirtió a Netanyahu contra el uso excesivo de la fuerza en la represión de las agresiones con cuchillo.

Netanyahu le respondió en forma cortante, acusando a Abas de proferir mentiras y azuzar la escalada uniéndose “al Estado Islámico y a Hamas para afirmar que Israel amenaza la mezquita de Al Aqsa” situada en la Explanada de Mezquitas de Jerusalén.

La Explanada, tercer lugar santo del islam, pero también venerada por los judíos, cataliza las tensiones entre israelíes y palestinos.

Ban exhortó a los dirigentes de ambas partes a velar por el respeto de las reglas que rigen la Explanada de las Mezquitas desde hace décadas.

Netanyahu negó que quiera cambiar las reglas de funcionamiento de este sitio.

La Explanada es administrada por una fundación islámica bajo la autoridad de Jordania, pero el acceso está controlado por Israel.

Los judíos son autorizados a acceder a determinadas horas pero no para rezar.

En cambio, los musulmanes, que en principio pueden orar a cualquier hora, sufren a menudo restricciones de parte de las autoridades israelíes.

Netanyahu rechazó cualquier responsabilidad israelí en la crisis y negó que se utilice la fuerza en forma excesiva.

Mejor sería que la comunidad internacional “le pida cuentas al presidente Abas”, dijo Netanyahu con un tono que muestra la fosa que separa a israelíes y palestinos.

El intento de frenar la escalada es aún más difícil si se toma en cuenta que los enfrentamientos son obra principalmente de una juventud palestina exasperada por la ocupación y la colonización, desilusionada por sus dirigentes, alentada por las redes sociales y estimuladas por las imprecaciones religiosas.

Ban Ki-moon informará por videoconferencia de sus contactos en Oriente Medio al Consejo de Seguridad, convocado de forma urgente, el miércoles a las 19H00 GMT.

El jueves, Ban viajará a Jordania para entrevistarse con el rey Abdalá.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry se entrevistará por su lado con Netanyahu el jueves en Alemania y luego, con Abas, posiblemente en Jordania.

Síguenos por @800noticias