Aumentan a 9 los muertos y a 18 los heridos en atentado en oeste de Pakistán | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Al menos nueve personas murieron, entre ellas cuatro policías, y otras 18 resultaron heridas en un atentado con bomba perpetrado este viernes en las proximidades del cuartel general de la Policía en la ciudad de Quetta, en el oeste de Pakistán.

La explosión se produjo a las 08.43, hora local (03.43 GMT), en el área de Gulistan, cerca de la oficina del inspector general de la Policía y de un puesto de control, en una zona de alta seguridad, indicó a Efe un portavoz policial de ese mismo cuartel, Abdul Wali.

Entre los muertos hay miembros de los órganos de inteligencia de la Policía, señaló la fuente.

Anwar ul Haq, portavoz del Gobierno de la provincia de Baluchistán, de la que Quetta es su capital, dijo a Efe que entre los nueve muertos hay, además de los cuatro policías, un médico, mientras que los otros fallecidos aún no han sido identificados.

Las fuerzas de seguridad se encuentran en la escena del atentado investigando si la explosión se debió a un atentando suicida o la bomba fue detonada por control remoto, añadió el portavoz.

“La Policía era el objetivo. Mataron a los policías destinados a proteger la oficina del inspector general”, indicó Haq.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, condenó “enérgicamente” el atentando a través de un comunicado.

“Estos ataques cobardes son un signo de la creciente frustración de los terroristas y extremistas que han atacado incluso a civiles inocentes durante el mes sagrado (musulmán) de Ramadán”, subrayó Sharif.

Quetta es una de las localidades más conflictivas de Pakistán y ha sido escenario de graves atentados insurgentes, como el que tuvo lugar en octubre contra una academia de Policía que causó la muerte a 62 cadetes y un capitán.

Hace dos semanas, tres policías murieron y un civil resultó herido en un tiroteo contra un puesto de control contra la Policía en esta ciudad.

Pakistán lanzó en febrero un operativo militar en todo el país contra los insurgentes, bautizada como operación Radd-ul-Fasaad (Eliminación de la discordia).

La ofensiva es una continuación de otra operación Zarb-e-Azb” (Afilado y cortante) que se puso en marcha en las zonas tribales en junio de 2014 y con la que el Ejército asegura haber abatido a 3.500 insurgentes, una cifra no comprobada independientemente. EFE

Síguenos por @800noticias