Atentados de París apuntan al semillero yihadista en Bélgica | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Afp.- Bélgica, donde la policía detuvo el sábado a cinco personas relacionadas con los atentados del viernes en París, se ha convertido en unas de las bases para los islamistas radicales, a pesar de los esfuerzos para erradicar ese fenómeno.

El país de 11 millones de habitantes es el Estado europeo con el mayor número de combatientes yihadistas en Siria o Irak, con relación a su población.

Los servicios de inteligencia identificaron a 494 “yihadistas belgas”, de los cuales 272 están Siria o Irak, 75 murieron presuntamente, 134 regresaron a Bélgica y 13 están volviendo a su país.

Llama la atención que Bélgica siga siendo un lugar relativamente seguro para los yihadistas, pese al endurecimiento de su legislación antiterrorista y el desmantelamiento de redes de reclutamiento y de células terroristas desde los años 1990.

“Europa ya no tiene fronteras, así que es normal que ellos (los autores de atentados) también lo aprovechen. Pero hay que procurar que ya no seamos una base para los que van a guerrear en Europa”, declaró el domingo el burgomaestre (alcalde) de Bruselas, Yvan Mayeur.

Un municipio de las afueras de Bruselas, Molenbeek-Saint-Jean, donde las autoridades detuvieron el sábado a cinco personas en relación con los atentados de París, está en el ojo del huracán debido a una minoría de activistas radicales que se esconden en la importante comunidad musulmana.

“Entre esa minoría, hay figuras conocidas a nivel europeo que atraen a gente, un poco como podía hacerlo el ‘Londonistan'”, a principios de los años 2000, explicó a la AFP un analista especializado en cuestiones de terrorismo, Claude Moniquet.

Más represión

“Compruebo que casi siempre hay un vínculo con Molenbeek, que hay un problema gigantesco. En los últimos meses, se tomaron muchas iniciativas en la lucha contra la radicalización, pero también se necesita más represión”, reconoció este domingo el primer ministro, Charles Michel, en la televisión belga VRT.

“Vamos a trabajar de forma intensa con las autoridades locales. El gobierno federal está dispuesto a proporcionar más medios para mejorar la situación en el terreno, en todo el país y en los lugares en los que hay problemas”, prometió.

La alcaldesa de Molenbeek, Françoise Schepmans, confirmó que el sábado hubo cinco arrestos vinculados con los atentados de París en esa comunidad de 96.000 habitantes donde el paro bate récords.

“Los arrestos tienen una conexión con el [vehículo] Polo (…) alquilado en Bélgica y hallado delante de (la sala de espectáculos del) Bataclan”, donde al menos 89 personas murieron el viernes, precisó el sábado el ministro belga de Justicia, Koen Geens.

Dos franceses que residieron en Bélgica, uno de ellos en Molenbeek, fueron identificados como “algunos de los autores” de los ataques del viernes en París “fallecidos” en el lugar de los hechos, indicó este domingo la fiscalía belga en un comunicado.

Anonimato

El hombre que asesinó al comandante Masud en Afganistán en 2001 había vivido en Molenbeek, al igual que Hasan El Haski, uno de los instigadores de los atentados que dejaron 191 muertos y 1.800 heridos en Madrid en 2004, o Mehdi Nemmouche, el supuesto autor del ataque contra el museo judío de Bruselas en mayo de 2014.

Ayoub El Khazzani, que en agosto intentó atacar un tren en Francia, también se hospedó en esa localidad, en casa de su hermana.

“En algunos barrios, la población es muy densa, compuesta en un 80% por personas de origen magrebí. El anonimato es muy sencillo para la gente de paso que tiene malas intenciones”, explicó Schepmans al diario belga La Dernière Heure. “Llegan a barrios” que son terreno abonado para la radicalización, añadió.

Este domingo, no se percibían tensiones en Molenbeek, donde patrullaba la policía, según un fotógrafo de la AFP.

 

Síguenos por @800noticias